Se destruyó el domo del Volcán de Colima

 Redacción  01-02-2017     Medio ambiente

El domo que ocupaba la cima del Volcán de Fuego de Colima hasta el mes de diciembre “se encuentra destruido en gran parte”, afirmó la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco (UEPCBJ) tras un sobrevuelo de observación.

Según información difundida por esa Unidad de Protección Civil el Volcán de Colima muestra su domo “destruido en parte”.

Personal de la jefatura de investigación científica y del área operativa de la Protección Civil Jalisco, a bordo de un helicóptero realizó un sobrevuelo de observación al Volcán de Colima para monitorear y analizar la actividad explosiva en el edificio volcánico, la cual inició el pasado 7 de enero.

Se observó que el domo que ocupaba la cima hasta el mes de diciembre “se encuentra destruido en gran parte, se ha formado una amplia terraza de cenizas en el flanco poniente, la cual casi cubre la pared de lava que se formó desde las explosiones de enero de 2016”.

La Unidad de Protección Civil de Jalisco detalló que la actividad actual es muy parecida a la manifestada en los primeros meses de 2015 y el año pasado, cuando se destruyó el domo tras las explosiones y exhalaciones registradas para formar un cráter profundo.

Asimismo, señaló que la morfología que presenta el cráter es de forma cónica y cubre una superficie de 3.26 hectáreas con un radio de 200 metros y una profundidad de 75 metros aproximadamente, y la terraza poniente cubre un área de 2.15 hectáreas.

Destacó que la actividad del Coloso de Fuego se mantiene dentro de lo establecido en el mapa de peligros para eventos explosivos, dado que hasta ahora el material balístico no ha alcanzado los ocho kilómetros alrededor del cráter.

La dependencia estatal refirió que “es muy probable que esta actividad continúe y tienda a disminuir de manera paulatina”, ya que es ocasionada por un magma rico en gases y un ducto abierto lo que permite que el material gaseoso y la ceniza salgan sin resistencia y alcance alturas de entre dos mil y cuatro mil metros.

Se destacó que el Comité Científico Jalisco - Colima y personal de esta dependencia mantienen el monitoreo permanente del Coloso las 24 horas los 365 días del año.

Protección Civil enfatizó que oficiales de la UEPCBJ continúan en las comunidades de Juan Barragán y San Marcos para atender a la población en caso de cualquier contingencia.

También confirmó que las explosiones y exhalaciones representan un peligro a la población, por lo que se mantiene el perímetro de exclusión de 7.5 kilómetros en torno al cráter y de ocho kilómetros en las barrancas Santa Ana, Cafecito y La Arena.