La Manera de Opinar de...

Una selfie por aquí, un kiosko por allá

 Gilberto Ibáñez Anguiano  Opinión

Definitivamente ya me cansé de recorrer todo mi bello y hermoso estado de Colima y, por más que pregunto, pregunto y pregunto, absolutamente nadie me puede dar información sobre las acciones que ha hecho en beneficio de los colimenses la flamante legisladora federal Gretel Culin Jaime;  es más, ni San Google me pudo dar razón de ella.

Perdida, queda perfectamente claro que lo único que está haciendo en San Lázaro es cobrar su jugosa dieta, no ha movido un solo dedo en favor de los colimenses,  mucho menos ha visitado barrios, colonias y comunidades para a conocer en vivo y en directo  las necesidades de la población.

Tal vez la querendona mujer se escude diciendo  que es plurinominal, pero eso no es excusa ni pretexto para no interceder ni presentar iniciativas que coadyuven en el bienestar de los diferentes sectores poblacionales de la entidad. Lo único que le importa es cobrar puntualmente sus dietas, bonos y moches. Lo demás le vale máuser.

¿Qué está haciendo Doña Gretel? Mis orejas que tengo en el Congreso de la Unión me platicaron que… tal parece que anda muy ocupada y preocupada por su candidatura al senado de la República para el 2018, ya que se le ve con frecuencia en Avenida Coyoacán 1546, Colonia del Valle, Delegación Benito Juárez, Ciudad de México, para QUE mejor me entienda, en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN pues.

Recuerdo perfectamente que en un evento efectuado en Centro de Convención Alegra de la Ciudad de Colima al hacer uso de la voz el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, dijo que también se encontraba presente la diputada federal Gretel Culin Jaime, “mejor conocida como la diputada de las selfies”.

¿Y sabe cómo la conocen los honorables señores  Brun?, pues como “Lady Kioscos”. Déjenme les platicó porqué. Un 29 de diciembre de 2014, a la media noche,  una camioneta Nissan, Frontier, color gris con placas de Colima, se impactó contra el kiosco de la gasolinera de Olas Altas, en Santiago.

El vehículo arrasó con el cristal, exhibidores, mercancía y llegó casi hasta el mostrador principal. Por fortuna no hubo lesionados tras el fuerte impacto.

Resultó que la unidad era conducida por la diputada local, Gretel Culin Jaime, quien era acompañada por un masculino, según primeras versiones, quienes salieron ilesos.

Doña Gretel anduvo muy activa en la reciente noche buena y víspera de la Navidad y de año nuevo a cante y cante, “no quiero oro ni quiero plata, yo lo que quiero son unas selfis y que Anaya me haga candidata”.

¡A qué caray con “Lady Kioscos”!, ni cómo ayudarla, no hace absolutamente nada por los colimenses y ya anda pensando en ser senadora, ¡Dios nos libre y nos acoja confesados”.

Y como dijeran Los Súper Lamas… “Queremos que a todos nos baile la pelusa, queremos que a todos nos baile la pelusa, una selfie por aquí y un kiosco por allá. ¡Pásela bien!.