Desde la Curul 26

Pasmados

 Juan Ramón Negrete Jiménez  Opinión

La primera semana del año definitivamente debe ser para olvidar, porque vaya que nos fue como en feria… por un lado se dieron los incrementos a los combustibles, al gas, a la energía eléctrica, al transporte federal de pasajeros, la devaluación del peso frente al dólar, a las tarifas de agua, al predial.

Pero no fue lo único, también hay que sumar las manifestaciones contra el gasolinazo, la toma de la caseta de peaje de Cuyutlán, el bloqueo del puerto, el bloqueo de las planta de PEMEX en Lo de Villa, los bloqueos a las presidencias municipales de Villa de Álvarez y Colima, las marchas, el incremento de la actividad del volcán, etc., etc., etc.

Nunca en la historia de Colima habíamos tenido un inicio de año tan convulsionado como el actual, con aumentos a todos los productos, bienes y servicios, y al mismo tiempo una inmovilidad de las autoridades, para enfrentar las cosas.

Quizá lo más grave ha sido que tan solo en la primera semana del año, se registraron más de veinte asesinatos y un sinnúmero de lesionados, y eso en tan solo a ocho días de iniciado el 2017. Y si le digo de una veintena, tan solo me refiero a los que nos hemos enterados los medios de comunicación, ya que la autoridad mantiene una opacidad en ese aspecto, como creyendo que si ocultan las muertes, éstas no ocurrieran.

Desde que inició el año comenzaron a aparecer los muertos, unos decapitados, otros embolsados, otros acribillados, todo eso en los distintos municipios.

Le puedo citar algunos crímenes que trataron de que no fuera público, uno asesinado en Coquimatlán, otro embolsado cerca de la mina de Peña Colorada; me dicen que en la semana hubo tres o cuatro muertos en la colonia Las Amarillas; los que asesinaron por la calle España, los crímenes que a diario y por montones, se registran en Tecomán, pero como le digo, no todos son manejados por los medios de comunicación.

Lo más grave de todo esto es que las autoridades estás pasmadas, no aciertan a reaccionar y eso que les han estado matando elementos de las distintas corporaciones, casi diez en el último par de meses y salvo en un solo caso donde los policías mataron diez horas después a una persona a quien señalaron como el autor del crimen de uno de los policías, al resto no los han detenido, por lo que al igual que los 533 asesinatos cometidos de enero a noviembre de 2016, siguen esperando justicia.

Los últimos policías ministeriales asesinados, ocurrieron la semana anterior por la carretera Chiapa-Ocotillo, allá por el kilómetro 13, en el municipio de Cuauhtémoc, hecho que trataron de ocultarlo hasta lo último y cuando vieron que los medios de comunicación ya estaban enterados, bloquearon la labor informativa de los comunicadores, prohibiéndoles acercarse al sitio donde fueron ultimados.

Anteriormente el 1 de noviembre, asesinaron a un elemento de la policía de Procuración de Justicia, a escasas cuadras de esa institución, por la colonia El Moralete, quien fue sorprendido afuera de su domicilio, cuando estaba aseando su vehículo; de los asesinos ni sus luces hasta el momento.

El 28 de noviembre fueron acribillados dos policías estatales, un hombre y una mujer, cuando arribaban a su vivienda, allá por la colonia Tabachines, en Villa de Álvarez. Ambos policías habían terminado su turno cuando fueron asesinados y los responsables se esfumaron.

Después, el 30 de noviembre fue ejecutado a otro policía estatal en la colonia Díaz Ordaz, de  la cabecera municipal de Tecomán, cuando estaba vigilando una propiedad asegurada a la delincuencia.

El 3 de diciembre ejecutaron a un elemento que fue identificado como policía antisecuestros, que se encontraba desayunando a las afueras de la Universidad Multitécnica Profesional, allá por la colonia Placetas, donde hubo tres personas heridas en la agresión y es el he3cho que les señalé que unas diez horas después elementos de la policía mataron a un hombre acusaba de haber sido el responsable del asesinato de este elemento.

Pero no han sido los únicos policías muertos, hay que recordar que el 15 de junio, es un operativo desarrollado de manera encubierta por la Gendarmería, se logró la detención del jefe regional del Cartel Jalisco Nueva Generación, Fernando Castillo Rodríguez, conocido por el apodo de “El Toro Valencia”. En ese operativo hubo un enfrentamiento a tiros, entre los elementos federales y los estatales, resultando muerto un elemento federal y uno más herido

En fin todo esto que le comento es para señalarle que a pesar que durante 2016, Colima ocupó el primer lugar nacional de asesinatos dolosos, este 2017, las cosas no son distintas y tan solo en ocho días podemos hablar de más de una veintena de asesinatos, en algunos casos podemos hablar hasta de “fusilamientos”, como ocurrió en Tecomán, donde al interior de una vivienda, fueron atadas dos personas y los acribillaron ¿y la autoridad? sigue brillando por su ausencia.

¿Y la Secretaría de Seguridad?... ¿Y la procuraduría?...

Ni la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, ni la Procuraduría General de Justicia del Estado, ni las policías municipales, ni los elementos de Ejército y Marina, que se han sumado a los patrullajes de las Brigadas de Operaciones Mixtas, nadie ha dado resultado y mientras el número de asesinatos sigue incrementándose.

Yo no sé si quien está despachando como Subprocurador de Justicia, encargado de despacho de la Procuraduría, le quedó grande la responsabilidad que le confirieron, o por qué causa no se han podido frenar tantos crímenes.

Por vergüenza debieran presentar su renuncia, porque, sobre todo en el caso de los titulares de esas dependencias, no es poco el salario que están percibiendo, por no entregar resultados.

No tengo ni la menor idea de qué le puedan decir al titular del Ejecutivo Estatal, cuando éste encabeza las reuniones de seguridad y tienen que informarle de tanto homicidio doloso, quizá le siguen vendiendo la idea de que “son asesinatos entre cárteles distintos que se están peleando la plaza”

La modorra en el Congreso… les temblaron las corvas

Pero bueno creo que en este asunto hay otros actores que tienen corresponsabilidad, entre ellos todos los diputados que conforman la Quincuagésimo Octava Legislatura del Estado, los cuales para empezar llevan dos semanas violando la Ley Orgánica del Poder Legislativo, que los obliga a que cuando menos sesionen una vez a la semana, bueno pues la última semana de diciembre y la primera de enero no lo han hecho.

Lo que fue la última semana de diciembre,  no convocaron porque la mayoría de diputados se tomó en serio que eran vacaciones decembrinas, y por ser las festividades navideñas, pues ándale que no sesionaron.

De hecho desde el año pasado se había convocado para sesionar de manera solemne el día 5 de enero, donde se entregaría la presea “Ricardo de Jesús Vázquez Lara Centeno”, a las personas y organizaciones que se han destacado por trabajar en favor de los grupos de personas con discapacidad.

Bueno pues a pesar de que estaba convocada desde diciembre para sesionar el 5 de enero, pues no hubo porque resulta que les temblaron las corvas, ante las manifestaciones que se han estado realizando por el incremento a los precios de las gasolinas y el diesel.

Hay que decir que desde el 2 de enero, el Frente Colimense en Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida, ha estado organizando manifestaciones, bloqueo de los accesos a las oficinas, aunque hay que decirlo que todo ha sido de manera pacífica..

El día 2, bloquearon tres horas las oficinas del SAT, por la mañana; y luego por la tarde se  efectuó una megamarcha en la capital del estado.

El martes 3, un grupo bloqueó el acceso a la Presidencia Municipal de Villa de Álvarez; y otro grupo, identificados como la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas, bloquearon las instalaciones de Petróleos Mexicanos, en Lo de Villa, mientras que otro grupo más tomó la caseta de peaje de Cuyutlán, unos por la mañana y otro por la noche.

Las manifestaciones prosiguieron el día 4, con el bloqueo de los edificios de la Presidencia Municipal de Colima, lo que obligó a que el alcalde suspendiera el miércoles ciudadano.

El PRD por su parte, se fue a tomar la caseta de Cuyutlán, donde estuvieron permitiendo el pase libre de todos los vehículos que transitaron por la autopista Colima-Manzanillo, y viceversa, en tanto que en el puerto de Manzanillo los transportistas ahorcaban los ingresos al puerto, situación que llamó la atención a nivel nacional.

Y el jueves aprovechando que iban a sesionar los diputados, los manifestantes en contra de los gasolinazos, citaron para realizar su protesta en el Congreso Local.

Pues ándale que a pesar de que nuestros legisladores son muy valerosos para subir los impuestos , aprobar endeudamientos hasta por 35 años y comprometer las finanzas del estado, pues que se asustan cuando se enteraron de que iban a acudir manifestantes a gritarles sus verdades.

Los diputados integrantes de la Comisión de Gobierno Interno sesionaron el día 4, por la tarde y en lugar de definir si además de la sesión solemne, convocaban para el mismo día a una ordinaria, para sacar asuntos que se han estado rezagando, no, tomaron la determinación de que bajarían la cortina, decidieron que no se presenta ni uno de los diputados el día 5 y le ordenaron al Oficial Mayor, que cerrara bajo llave los accesos al Palacio Legislativo.

Y no solo eso, sino que instruyeron al Oficial Mayor, para que solicitara el apoyo de los elementos del orden para que elementos de la Policía Estatal Preventiva, resguardara las inmediaciones del Congreso y el acceso a las oficinas administrativas, por el sótano, a pesar de que se mantuvieron cerradas con candado, también hubo elementos para apoyar en caso de requerirse.

Sí, los 25 legisladores, decidieron no enfrentar a los manifestantes, para no escuchar las lindezas que seguramente les iban a reclamar, pero no solo eso, sino además mandarles cerrar las puertas de un edificio público, que es la máxima tribuna del pueblo colimense.

Desvergonzados…

Lo que en realidad estamos viendo es que tenemos a las autoridades pasmadas, que no dan crédito a lo que está ocurriendo porque no esperaban esta reacción de la gente y que no saben, o no atinan a buscar una salida.

Ni en las presidencias municipales, ni en el Congreso del Estado, no fueron capaces de dar la cara y escuchar los reclamos. Aplicaron la política de avestruz, (meter la cabeza bajo la tierra), para no escuchar a nadie, ni atender a nadie, y hacer como que nada pasa.

Pero ¿le digo que es peor?, la desvergüenza con la que están actuando esos representantes populares, porque mientras cientos de personas en Colima, están saliendo a las calles, ante la impotencia por tanto incremento a los bienes, productos y servicios que está afectando a millones de personas, no hay solidaridad de parte de los legisladores.

Cuando acudimos a entrevistar a los representantes populares, a la casta privilegiada, que a pesar de cobrar sueldos estratosféricos, todavía reciben miles de pesos en vales de gasolina, para que no tengan que gastar de su bolsillo; y con nuestros impuestos les pagamos sus servicios de telefonía. Cuando esperábamos que tuvieran un gesto de solidaridad, con toda aquella desfachatez, dijeron que no van a renunciar a seguir recibiendo esos vales para abastecerse de combustibles

Es realmente vergonzoso, que los representantes populares, desde Senadores, diputados federales, diputados locales, estén aferrados a los diez mil pesos de gasolina en algunos casos y boletos de avión y tarjetas para transitar libremente por las autopistas de México, sin que les cobren un centavo.

La senadora Itzel Ríos, afirmó que ella no renunciará a esas prevendas, aduciendo que aunque renuncie a sus vales para seguir surtiendo combustible regalado, “eso no va  a resolver el gasolinazo”, (no pues claro, y con eso menos).

O el escuchar a los diputados locales, Luis Ladino Ochoa, que hablan y hablan en contra del gasolinazo y de que están a favor del pueblo y que cuando les preguntan si renunciará a esos  diez mil pesos en vales para gasolina, dice que no va a renunciar a ellos “porque son legales”.

Y la diputada del partido Movimiento Ciudadano, Leticia Zepeda, que afirma que no va a renunciar a ese apoyo “porque hasta en la iniciativa privada se entregan vales para realizar tu trabajo”… ¿cómo la ve?.

Las cosas van subiendo de tono, afortunadamente aquí en Colima, no se ha caído en las acciones que se han cometido en otras entidades, donde el pillaje, la rapiña, el saqueo, las agresiones y otros delitos, han sido la constante, aquí no se ha llegado a eso.

Se han realizado ya dos marchas y está previsto que mañana martes se efectuará otra más, pero decir hasta donde va a llegar, es difícil, no creo que como por arte de magia esto se acabe… debe haber diálogo, se debe escuchar a las personas, pero ¿quién lo va a hacer?, no sé.

Los representantes populares, que ya están pensando en el siguiente cargo por el que van a querer participar en el 2018, no quieren cargar con ningún costo político, por eso es que se van a esconder hasta donde sea posible y van a dejar que sea el presidente de la República, quien encuentre un esquema que pueda dejar medio satisfechos a los manifestantes, porque además, hay que decirlo, sigue aferrado en que no habrá reversa en el gasolinazo.

Estaremos al pendiente y a ver cómo termina todo, ojalá no se vaya a salir de control y cuando se quieran arreglar las cosas, sea demasiado tarde.

Para cerrar…

**Por fin este lunes a las 8:30 horas se realizará la ceremonia cívica convocada por el Congreso del Estado y que se desarrollará en la explanada de la plaza “Bandera Nacional”, la que se ubica entre los Palacios Legislativo y de Justicia.

Esta ceremonia debió realizarse el lunes de la semana anterior, ya que el decreto aprobado plasma que debe ser el primer lunes de cada mes, pero como los diputados parece que alargaron sus vacaciones, decidieron hacerla hasta hoy.
Habrá que ver si de veras acuden los legisladores, o se siguen ocultando de los manifestantes, porque ¿qué tal que les llegue la protesta cuando estén en la ceremonia?, está cañón, verdad.

 **No descarte usted que hoy mismo aprovechando el factor sorpresa sesionen de manera ordinaria y presenten dos o tres dictámenes de esos que no hacen daño. Total la sesión solemne puede seguir esperando, al cabo que la presea a las personas que trabajan con grupos de discapacidad, el plazo ya está rebasado, debió entregarse en los primeros días del mes de diciembre.

**Por hoy hasta aquí la dejamos, “Desde la Curul 26”, estaré pendiente para ver como se siguen dando las cosas del gasolinazo y ver si se corrige la falta de sesiones del Congreso del Estado.

Le anticipo que se había dicho que este lunes habrá de realizarse la reunión de la CONAGO donde estará el Secretario de Hacienda, para analizar el asunto del gasolinazo.

No se haga muchas ilusiones, el gobierno ya les mandó decir a los gobernadores que deben cerrar filas en torno al presidente de la República, en consecuencia, no deben hacer declaraciones en el sentido de que debe revertirse el aumento, pero de eso y otras cosas ya les estaré platicando…. Hasta la próxima.