Análisis Político

El cambio de la CNC en Colima

 Abel González Sánchez  Opinión

En breve se realizará el cambio de la dirigencia estatal de la CNC en Colima, así ha trascendido en el escenario político porque Alejandro Cárdenas, a quien no sabemos de dónde salió o a qué se dedica porque no lo conocemos, busca públicamente en los ejidos y medios la candidatura oficial para ocupar la dirigencia estatal de la prácticamente desaparecida organización campesina, que es ahora un simple dedito del PRI, porque antes era el brazo fuerte y años más atrás, era la pierna derecha que sostenía al partido.

La Confederación Nacional Campesina (CNC) es una organización de ejidatarios, comuneros, solicitantes de tierras, asalariados y productores agrícolas fundada en 1938, bajo el mandato del presidente Lázaro Cárdenas quién se identificó mucho con las causas agrarias.

Los liderazgos más relevantes en la historia de la CNC, son; Graciano Sánchez (1938-1942); Augusto Gómez Villanueva (1967-1970); Alfredo V. Bonfil (1970-1973); Víctor Cervera Pacheco (1980-1983); Héctor Hugo Olivares Ventura (1986-1988) y Beatriz Paredes Rangel (1995-1998).


¿Y la CNC en el Estado?


Colima no han tenido liderazgos fuertes que hayan hecho historia local, pero si trascendieron Raymundo Ánzar y Ricardo Galindo, este último líder natural agrario de Cuauhtémoc sobresalió porque aglomeraba a mucha gente del campo, por su sencillez, honestidad y forma de vestir lo identificaban socialmente rápido los campesinos, pues era del campo, de hecho a su avanzada edad sigue de líder natural agrario, pero sin ningún reconocimiento.

Actualmente el liderazgo más importante de la CNC en Colima lo ocupa la exsenadora y actual subsecretaria de la Sagarpa; Mely Romero Celis, ya que se ha identificado ampliamente con el sector agropecuario estatal y nacional trabajando con esta organización campesina desde hace muchos años.

Aunque lo hace siempre independientemente del comité estatal ya que éste no sabemos a qué se dedica, pero Mely ha sido secretaria de Acción Femenil de la Confederación Nacional Campesina (CNC), y presidenta de la Conferencia de Mujeres Rurales de México, organización de vanguardia de la mujer campesina, además es ya parte del Consejo Nacional, de hecho su llegada a la Sagarpa fue también por el apoyo que le dio este sector del tricolor.

Alejandro Cárdenas es ahora quién busca la dirigencia estatal y declaró a un medio local algo demoledor, dijo que la CNC está abandonada, desmantelada, sin padrón y sin meta alguna, le pegó fuerte políticamente.

Pero un amigo de Tepames me comentó que ya fue también a este bonito pueblo en busca de apoyos para su proyecto lo cual que significa en la experiencia política que nadie da un paso sin huarache, es decir Alejandro será el virtual presidente del CDE de la CNC; y René Ocón va a seguir esperando.

Lo que sí podemos asegurar es que Alejandro, Pedro o René de los aspirantes a la CNC, tienen un enorme reto, porque el problema del campo básicamente es económico, social, educativo, estructural e institucional, aparte de falta de liderazgo, porque de verdad “el campo tiene una descoordinación muy bien organizada”.

Pero si el nuevo presidente estatal de la CNC tiene capacidad y visión, además el apoyo del gobierno del estado y federal podría lograr mucho, muchísimo y no únicamente para el partido al que pertenece, sino para todos los pobres ejidatarios, agricultores, ganaderos, productores de camarón que buscan nuevas alternativas de modernización del campo y en su comercialización pues a la fecha cientos de camiones llevan de aquí el plátano a Guadalajara, solo a madurarlo, para nuevamente traerlo y venderlo aquí con precios más del doble.