Contrapeso

La decisión desacertada de Peralta

 Arnoldo Delgadillo Grajeda  Opinión

La decisión del gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, de privatizar el agonizante Parque Regional Metropolitano 'Griselda Álvarez', convirtiéndolo en el EcoParc Colima, le cobrará una alta factura al pasar del tiempo y seguramente será recordada como equivocada y retrógrada.

Y es que, mientras una sociedad cada vez más informada pide el respeto a los derechos de los animales y se opone a mantenerlos en cautiverio para fines de recreación, la apuesta del mandatario estatal es traer más especies, y peor aún, ceder el espacio a la iniciativa privada.

Para mayor claridad en torno a los argumentos por los que considero que esta decisión es desacertada y debería ser corregida, procederé a enumerar tres y a ofrecer evidencia a continuación.

1.- Profepa aseguró la fauna silvestre del Parque Regional por considerar que estaban en malas condiciones. ¿Cómo saber que cambiará esta realidad si se aumenta el número de especies en cautiverio?

El Parque Regional Metropolitano fue pensado para ofrecer un zoológico como atracción, sin embargo, las autoridades descuidaron a los animales al grado que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) delegación Colima realizó el aseguramiento precautorio de los ejemplares de vida silvestre, a excepción de los existentes en el herperatio, en el 2014.

Esto sucedió después de que la organización Anima Naturalis presentó una denuncia ante la dependencia federal porque los animales no contaban con espacios adecuados, ni se garantizaba un trato digno y respetuoso hacia ellos.

La Profepa detectó en una inspección, realizada el 4 de junio de 2014, que los animales “carecen de condiciones de higiene, algunos ejemplares carecen de alimentación, las instalaciones no se les da mantenimiento. Por consiguiente, están en malas condiciones”.

En esos momentos, todo parecía indicar que se convertiría el Parque Regional y los animales serían traslados a santuarios, no zoológicos, con apoyo de organizaciones internacionales. Pero no fue así. La apuesta hoy es traer más especies.

2.- La Profepa abrió un proceso contra el ahora concesionario del Parque Regional por maltrato, así como deficiente cuidado y alimentación de los animales en un zoológico de Sonora.

Independientemente de que creo que privatizar un espacio público de tanto arraigo y tradición para los colimenses, como el 'Griselda Álvarez' no es la mejor opción, lo peor es a quién se otorgó esta concesión.

Se trata del empresario José Ernesto Zazueta Zazueta, quien enfrenta desde 2014 señalamientos de incumplir una concesión similar en el Zoológico Ostimuri, de Ciudad Obregón, Sonora, por lo que en 2014 el establecimiento fue clausurado por la Profepa.

De acuerdo a la Agencia Apro, el 14 de agosto de 2016 todavía se encontraba abierto el expediente PFPA/4.3/2C.27.3/00015-15 de la Profepa, por maltrato, así como deficiente cuidado y alimentación de los animales, aunque la dependencia reconoció que ya habían sido cumplidas las medidas de urgente aplicación, por lo que se elaboraba el resolutivo sin sanción.

¿Qué nos hace pensar que sí cumplirá con el proyecto de Colima, garantizando mejores condiciones para los animales?

3.- La decisión de Peralta genera dudas, sembró incertidumbre en los adultos mayores, pone en riesgo un espacio cultural y organizaciones de la sociedad civil la repelen.

Los adultos mayores que conviven y realizan actividades en el Parque Regional con apoyo del DIF estatal fueron los primeros en tener incertidumbre sobre el espacio que actualmente ocupan, y aunque hay un compromiso del Gobierno Estatal de que “permanecerán dentro de las instalaciones del Ecoparc pero en un mejor espacio”, considero que su duda es legítima, pues ahora el lugar estará en manos de la iniciativa privada.

Repruebo también el hecho de que el Museo Jorge Chávez Carrillo vaya a ser sustituido y “el nombre” reubicado en el centro histórico. Es un sitio bien ganado como espacio de confluencia cultural que ahora será mutilado.

Finalmente, organizaciones como Animal Heroes han emprendido una lucha contra este proyecto, pues consideran que el llevar más animales, independientemente de quien esté a cargo de la administración, no es lo ideal, y no es lo que se espera para los ciudadanos de Colima.


Punto y aparte


Ya que no aseguraron el cargo de fiscal, Felipe Muñoz Vázquez renunció a la Procuraduría General de Justicia del Estado. Extraoficialmente se sabe que la carta fuerte del gobernador para dirigir la Fiscalía, una vez creada, es José Guadalupe Franco Escobar, exdelegado de la PGR en Colima y quien tiene la venia del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.