Tec de Colima gana concurso nacional con proceso para crear plástico 'de caña'

 Redacción   15-11-2016     Ciencia

Con el proyecto 'Biocane', estudiantes del Instituto Tecnológico de Colima obtuvieron el primer lugar del Concurso de Innovación y Emprendimiento realizado en Zapotlán el Grande, Jalisco.

El equipo está integrado por Brenda Rodríguez Luna, Verónica Citlalli Salazar Salazar e Iván Gabriel Torres Chávez; además se integró la estudiante del Tec de Ciudad Guzmán.

Los asesores son los docente del Instituto Tecnológico de Colima, Olimpo Lúa Madrigal y de Ciudad Guzmán, María de Jesús Cárdenas Chávez.

En el marco de la ciencia y la tecnología 2016, en el concurso se presentaron y evaluaron más de 52 proyectos. El proyecto “Biocane plástico biodegradable”, participó en la categoría Abierto, en el área de Medio Ambiente.

Al resultar ganador del primer lugar, fue acreedor de un diploma y de 80 mil pesos.

Brenda Rodríguez Luna estudiante del noveno semestre de la carrera Ingeniería Ambiental en el Tecnológico de Colima, explicó que con el dinero obtenido, se buscará patentar el proyecto e implementará una mejora en materia de investigación y formulación.

“El proyecto surgió en un evento del Tecnológico de Colima, además hemos participado en etapa local, regional e iremos a la etapa nacional, que será del 22 al 25 de noviembre próximo en Pachuca, Hidalgo”, dijo.

Dicho concurso nacional participarán con Biocane, en el que competirán contra más de 100 proyectos más, en busca del primer lugar.

Por su parte, Verónica Citlalli Salazar Salazar, también del noveno semestre de la carrera Ingeniería Ambiental expuso que Biocane es un proyecto que busca transformar el bagazo de la caña de azúcar –residuo de ingenios azucareros- en un bioplástico.

Dijo que el proyecto surgió ante la problemática ambientales por los plásticos a base de petróleo y se trata de ayudar al planeta.

“Utilizando un residuo de una industria, es decir algo que no tiene valor transformarlo en algo valorizado”, explicó

Mencionó que el siguiente paso es seguir haciendo investigaciones para aprovechar completamente el bagazo y hacer bien el proceso y producto.

“Estamos en vías de patentar el producto y proceso, así como consolidar la empresa, no solo estar en ideas, y buscar proveedores y clientes”, concluyó.