FEC se pronuncia en contra de aumento al transporte público

 Hugo Velázquez   09-11-2016     Política

La Federación de Estudiantes Colimenses (FEC) se manifestó en contra de cualquier posibilidad de cualquier incremento al transporte colectivo, pues afectaría a estudiantes y su familia.

Héctor Magaña Lara, líder de la FEC, señaló que no respaldaran cualquier iniciativa en la que la Secretaría de Movilidad busque el incremento al transporte, esto debido a que los transportistas han incumplido con varios acuerdos.

Recordó que en la última reunión del Consejo Consultivo del Transporte, la cual se dio cuando aún era dirigente estudiantil Fernando Mancilla, los transportistas se comprometieron a renovar sus unidades con forme lo establece la normatividad.

También se comprometieron a cambiar el esquema de cobrar con monedero electrónico, lo cual no han cumplido, salvo en Manzanillo; además de capacitar permanentemente a los chóferes de las unidades.

“No hay condiciones actualmente para que ellos piensen en la posibilidad de que se pueda dar un incremento, lo primero que se debe hacer es que se cumplan todos los acuerdos y nosotros como FEC nos sentaríamos con ellos para ver la posibilidad de un análisis”, aseguró.

Aseguró que de ser necesario, siempre en el marco de la legalidad, se movilizarían para evitar se dé el incremento, sin antes se cumplan los acuerdos y se sienten a negociar.

“Si hay la necesidad de salir a las calles en contra de los transportistas, en contra, inclusive, de la misma Semov, si se presta para este tema, estamos dispuestos a cualquier situación”, advirtió.



No impidió estudiantes vendieran



Por otra parte, Magaña Lara aclaró que nunca intento evitar, como dirigente de la FEC, que 70 estudiantes, de distintos niveles educativos de la Universidad de Colima en Villa de Álvarez, realizaran la venta de algunos productos para ayudarse a sí mismos.

Señaló que fue un medio de comunicación digital, que de manera amarillitas tergiversó los hechos, al mencionar que estos jóvenes que estudian en los bachilleratos 4 y 16, así como las 4 facultades que se ubican en Villa de Álvarez se dedican a la venta de algunos productos para ayudarse económicamente.

Mencionó que quienes se reunieron para exigirle a la Universidad de Colima que impidiera que estos estudiantes siguieran con esta actividad, por considerarla desleal, fueron los concesionarios de las cafeterías.

Finalmente indicó que se reunió con los 70 jóvenes, a quienes manifestó su apoyo, pero nunca le dijo que ya no siguieran vendiendo sus productos, sino por el contrario buscarían esquemas adicionales para apoyarlos.