Estudia UNAM subsuelo de volcán de Colima

 Redacción   31-05-2016     Ciencia

El doctor Mathieu Perton, investigador de la Unidad Michoacán del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), obtendrá una imagen tridimensional del subsuelo que rodea el volcán de Colima mediante un sonar, o equipo que emite y recibe ondas de sonido, para entender con mayor precisión su actividad.

Esta técnica de investigación ofrece a los sismólogos una idea mucho más tangible de la zona de subducción mexicana, ubicada en la parte suroeste de México.

El doctor Perton indicó la importancia de este proyecto: “Lo que hacemos es escuchar el murmullo de la Tierra desde la perspectiva de la sismicidad, queremos entender lo que se nos está diciendo, porque normalmente se desprecia ese canto".

"El ruido de la Tierra se refiere a las vibraciones que se producen cuando pasamos por la calle o el oleaje cuando ejerce presión a la costa. Cuando las ondas del ruido pasan por dos orejas (sismómetros) en la superficie terrestre, se logra tener información sobre el medio alrededor, y esto nos permite hacer una radiografía del interior de la Tierra”.

Los investigadores colocan una serie de receptores de sonido en varias estaciones alrededor del espacio determinado para el estudio en la zona costera de Colima. El ruido generado por las vibraciones rebota en las estructuras terrestres internas y la información viaja de una estación a otra, hasta formar una imagen bidimensional equivalente a una fotografía.

Sin embargo, el monitoreo continúa interconectando las estaciones para crear, a través de una triangulación, una imagen en tres dimensiones, de tal manera que así se conoce la cartografía del interior de la Tierra.

En geofísica los terrenos se exploran para prevenir riesgos sísmicos y volcánicos, pero también en búsqueda de nuevas opciones energéticas, ya sea petróleo o geotermia, para explotar los recursos naturales que posee el país.

Esta técnica permitirá a los investigadores de la máxima casa de estudios hacer exploraciones de manera más efectiva, más económica y más segura, ya que no se tiene que recurrir a explosiones. Otra ventaja es que se pueden explorar zonas urbanas sin exponer a la gente a peligros e introducir molestias.

Pero esta no es la primera zona de México que estuvo sujeta a esta clase de investigación, pues anteriormente el doctor Perton ya había utilizado dicho método para mapear de manera similar la corteza de todo México.

La Unidad Michoacán del Instituto de Geofísica posee actualmente toda una sección dedicada a la prevención de riesgos, entre los cuales figuran sismólogos y vulcanólogos dedicados a diferentes estudios en varias regiones de la República Mexicana. Como parte de la política de descentralización de la UNAM, el centro reporta las actividades directamente a las autoridades de la unidad sin necesidad de pasar por Ciudad Universitaria, acelerando el proceso de obtención de datos y acciones aplicadas.