Concluye corta temporada del unipersonal ‘De Adán a Caín’

 Redacción   15-03-2016     Cultura

Luego de su presentación en “La Artería”, el actor Augusto Albanez concluyó con dos funciones más del unipersonal “De Adán a Caín” su corta temporada en el Teatro Hidalgo, donde ofreció un total de 5 intervenciones gratuitas entre febrero y marzo, como parte de su apoyo en el programa de difusión a creadores del FECA y sus obras, de la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado.

Aunque el actor de la compañía Fora do Serio continuará promoviendo su monólogo este mismo mes en espacios al aire libre como el Jardín Torres Quintero en el centro de Colima y el jardín principal de Villa de Álvarez, se sintió satisfecho de concluir una temporada en el teatro centenario de Colima.

“El teatro va madurando con el número de presentaciones. La idea con esta obra es poder ir a donde la gente está”.

Sobre la aceptación del público con esta puesta en escena, mencionó que es un trabajo muy abierto, pues deja mucho camino para la participación de la gente.

Lo anterior, se pudo comprobar en cada una de las funciones con las risas y sobresaltos del público en los momentos en que el actor, en su papel de predicador, se baja al área de las butacas y recorre uno a uno los asientos para absolver a los presentes de todos sus pecados.

“Es un trabajo que viene a 4 años siendo preparado y la verdad es que ya he hecho trabajos con estos mismos temas. En él se hace una crítica de hasta qué punto la religión es un comercio o un apoyo para las personas. Entonces, a través de la comedia vengo a exponer a estas personas que se utilizan de la religión para levantar un patrimonio”.

“De Adán a Caín” hace uso de la comedia para narrar varios pasajes bíblicos con añadiduras que le dan ese toque de sátira. Así pues, se aborda cómo fueron desterrados del Paraíso Adán y Eva, quienes más tarde procrearan a Caín y Abel”.

“Cuando los dos hermanos crecen, la envidia corroe al agricultor Caín, quien se siente carente de la atención de Dios con respecto a Abel, hecho que lo lleva a matarlo y a sufrir la condena de vagar por el mundo, víctima de las experiencias más bajas como el adulterio y la mentira”.

Luiz Augusto Lintz Albanez se siente emocionado con éste, su más reciente unipersonal, con el que pretende concursar en la convocatoria nacional del Festival de Monólogos Teatro a una Sola Voz, en espera de que el resultado le sea favorable.