Abigeato debe conocerse en el terreno de los hechos y no en una oficina: legislador

 Gilberto Ibáñez Anguiano   29-02-2016     Manzanillo

“Que el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado, Sergio Agustín Morales Anguiano, acuda al terreno de los hechos para que se entere de los agravios que están sufriendo el sector ganadero y campesino de la entidad y no tan sólo lo haga en el confort de una oficina con aire acondicionado”.

En esos términos se expresó el legislador Luis Ayala Campos quien agregó que “debe escuchar de viva voz el por qué los ganaderos y campesinos, no denuncian ante el Ministerio Público los atracos que sufren con frecuencia y se dará cuenta que no presentan sus denuncias porque no les hacen caso y lo hacen perder tiempo, dinero y esfuerzo”.

Aseveró que no existen las condiciones idóneas para evitar el abigeato, ya que las unidades de la Policía Estatal están en pésimas condiciones e inclusive no tienen recursos para abastecer los tanques de la gasolina y los elementos policiacos tienen que comprar su propio armamento.

Por lo anterior, hace una invitación al funcionario estatal para que juntos, vayan con los ganaderos y campesinos a conocer físicamente la problemática y su vez acudan con las autoridades correspondientes a exigir que se ponga freno al abigeato.

“Yo conozco a un amigo ganadero que le destazaron una res a las afueras de su rancho y la autoridad no hizo nada para esclarecer tan lamentable hecho que le generó pérdidas económicas”, enfatizó.

Consideró fundamental que la Procuraduría General de Justicia del Estado y el secretario de Desarrollo Rural, ya den soluciones inmediatas y que no sean tan sólo declaraciones constantes en los medios de comunicación sobre este tema que está afectando radicalmente al sector ganadero y campesino de la entidad.

Finalmente, el diputado local Luis Ayala señaló que está en la mejor disposición de coadyuvar para que se tienda ese puente de comunicación con las autoridades estatales tanto de Colima como de Jalisco, para erradicar el abigeato que suelde darse en mayor proporción en las zonas limítrofes con Jalisco particularmente por el lado de Manzanillo y Minatitlán que colindan con Cihuatlán y Cuatitlán de García Barragán.