Alarma en Francia: 150 muertos en 6 ataques terroristas coordinados

 Redacción  13-11-2015     Internacional

Al menos cinco terroristas implicados en los 6 atentados perpetrados la noche de este viernes en París fueron neutralizados por las fuerzas del orden, informó el fiscal general, François Molins, quien elevó a 150 los muertos.

Molins advirtió en declaraciones ofrecidas por el canal “I-télé” de que se trata de una cifra “a priori” que todavía tendrá que ser detallada.

El fiscal precisó que la investigación abierta en la Fiscalía de París pretende determinar lo sucedido, el perfil de los autores de los atentados, su recorrido y la existencia de posibles cómplices.

La cifra total de muertos, según los cálculos provisionales ofrecidos, podría sobrepasar los 150, la mayor parte de ellos en la sala de conciertos Bataclan.

En la calle Charonne hubo 18 muertos, 14 en los dos restaurantes atacados de la calle Alibert, 5 en un bar de Fontaine-au-Roi y uno en el bulevar Voltaire, mientras que el número de fallecidos en el Stade de France, donde se disputaba un amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania, no fue facilitado por el momento.

El fiscal señaló que todavía es demasiado pronto para esclarecer los hechos, y apuntó que la investigación se ha iniciado por asesinatos en relación con una organización terrorista.

Por su parte, el prefecto de Policía, Michel Cadot, detalló que el asalto de las fuerzas del orden a la sala Bataclan fue “extremadamente difícil”.

Según su versión, los terroristas “se hicieron explotar” en la segunda planta del local, y en el asalto policial hubo cuatro muertos, entre los que no se ha podido precisar si hubo agentes policiales.

El primer tiroteo tuvo lugar sobre las 21.30 hora local (20.30 GMT) en las terrazas de los bares Le Carillon y Petite Cambodge en el distrito X de París, junto al canal Saint Martin.

Según pudo comprobar Efe, varios cadáveres yacen todavía en el suelo, mientras que varios heridos han sido atendidos en el lugar y evacuados a hospitales cercanos.

Una testigo de los hechos, identificada como Lesly Guihard, explicó a Efe que el autor de los disparos era un solo hombre que portaba un rifle automático, aparentemente un AK-47, y que tuvo tiempo de recargarlo.

“Oímos un ruido. Al principio pensé que era un camión que estaba tirando piedras, luego un petardo, y después vimos que era demasiado largo para que fuese algo normal. Duró unos 30 segundos y después vimos a la gente corriendo calle abajo”, relató.

Poco después comenzaron los disparos en la cercana sala de fiestas Bataclan, uno de los lugares míticos de la noche parisina, donde tenía lugar un concierto de la banda de rock estadounidense Eagles of Death Metal. En paralelo, se registraron al menos tres explosiones junto al Estadio de Francia, que causaron, según las primeras estimaciones, tres muertos.