Controlan infección por higiene inadecuada en comunidad rural

 Redacción   02-01-2018     Salud

Tras detectar a pacientes con síntomas sospechosos a infección hepática transmitida por contaminación de alimentos o inadecuadas condiciones de higiene, personal de la Secretaría de Salud realizó un estudio en Suchitlán, Comala, para determinar y controlar riesgos a la salud.

Durante el operativo, que se mantuvo activo hasta este viernes 29 de diciembre, la dependencia estatal conserva un cerco epidemiológico desarrollando acciones de regulación sanitaria, vigilancia epidemiológica, de detección y capacitación comunitaria para lograr el control de infección por hepatitis “A”.

Al respecto, a través de la subdirección de Epidemiología, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y personal de la Jurisdicción Sanitaria 1, informan que durante las últimas semanas fueron atendidas 53 personas sospechosas a esta infección transmitida por manejo inadecuado de la higiene en alimentos o contaminación de los mismos.

Además de las personas que manifestaron síntomas, también se ejecutaron acciones de búsqueda intensiva de casos para descartar personas con riesgo de infección y controlar posible transmisión.

Sobre las acciones de regulación sanitaria se hizo encalamiento a heces fecales encontradas a ras de suelo, se cloraron depósitos de agua para consumo humano y la red de agua de la localidad.

A la par, se realizó fomento sanitario mediante capacitación a responsables de expendios de alimentos para garantizar un manejo higiénico de los mismos.

Con un equipo de 30 profesionales de la salud entre médicos, enfermeras, pasantes y verificadores sanitarios al momento se entregaron 450 frascos de plata coloidal, 487 excretas encaladas y más de 480 mil litros de agua clorada; así como 1 mil 938 dosis de vacunas contra hepatitis “A” a niñas y niños para proteger contra esta infección viral.

La Secretaría de Salud señala que desde el 5 de diciembre pasado ya no se han registrado casos, pero se mantiene la vigilancia permanente y coordinación con las autoridades civiles para garantizar la protección a la salud.