Desde la Curul 26

La reacción de los panistas...

 Juan Ramón Negrete Jiménez  Opinión

La tarde del pasado jueves concluyó  la sesión ordinaria número seis en el Congreso del Estado, la cual se encontraba en receso desde el pasado 13 de noviembre; la sesión concluyó de manera  abrupta, accidentada, sin seguir incluso los protocolos señalados en la Ley Orgánica del Poder Legislativo y su Reglamento, ante el empecinamiento, berrinche, desquiciamiento o como le quiera llamar del coordinador del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, Luis Humberto Ladino Ochoa.


El Wero, como le gusta que le digan, mostró por qué es el alumno más aventajado de su padrino y protector el Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez, y precisamente los hechos y acciones que adoptó nos hizo recordar aquellas sesiones donde Preciado Rodríguez, cuando fue legislador local, en una ocasión le arrebató el micrófono a la presidenta de la mesa directiva, la diputada Martha Licea Escalera y a punto estuvo de agredir físicamente al diputado priísta Jorge Vázquez Chávez, lo cual quizá hubiera hecho de no haberse interpuesto otros y otras legisladoras, cuando el panista estaba fuera de sí.


En otra ocasión el ahora senador panista hizo otro berrinche porque no le gustó el resultado de la votación para elegir a los integrantes de la mesa directiva, y subió hasta donde los miembros de la mesa directiva estaban llevando a cabo el conteo de las cédula, agarró la urna que era de cristal y la arrojó a medio salón de sesiones lesionando en un ojo a uno de los diputados, a quien le saltó un vidrio de la urna rota (a partir de eso son de plástico)


Bueno, pues un pasaje muy parecido se vivió este jueves, cuando el coordinador Luis Humberto Ladino Ochoa, perdió los estribos y con su actuación, la cual estuvo secundada por algunas diputadas de su bancada, orilló a que el presidente de la mesa directiva, diera por concluida la sesión ordinaria, la cual se encontraba en el apartado de los asuntos generales.


Pero ¿qué pasó?....

Pues simple y sencillamente que al coordinador de la bancada blanquiazul y a sus integrantes, se les durmieron las gallinas y no supieron protestar y detener la sesión en el momento oportuno, y cuando le cayó el veinte, pues simple y sencillamente ya no tenía argumentos, aunque él invocaba la Ley Orgánica del Poder Legislativo y su Reglamento, para que se atendiera su petición.


Para que usted entienda lo que sucedió, le recuerdo que la Quincuagésimo Octava Legislatura se encontraba en receso desde el lunes 13 de noviembre, una vez que la diputada Martha Alicia Meza Oregón había leído en tribuna un documento mediante el cual anunciaba la conformación del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, en donde se integraban Joel Padilla Peña, diputado único del PT y la diputada única del PVEM.


Aquél lunes por la tarde el presidente de la mesa directiva, el petista Joel Padilla Peña, decretó de acuerdo a las facultades que le confiere la Ley Orgánica y el Reglamento, un receso en la sesión número 6, y citaba a los coordinadores de los grupos parlamentarios, que a su vez conforman la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios, a pasar en ese momento a la sala de juntas “General Francisco J. Múgica”, para llevar a cabo la reconformación de la citada Comisión.


El diputado Padilla daba por hecho que el solo anuncio en tribuna bastaba para que en automático se aceptara la creación de un nuevo grupo parlamentario, sin embargo el coordinador del Partido Revolucionario Institucional, diputado Federico Rangel Lozano, solicitaba tiempo para hacer un análisis jurídico de la conformación de este grupo, pues desde su punto de vista, existían dudas de la legalidad, cosa que aceptó el presidente de la mesa directiva y a la postre quien se ostentaba como el coordinador del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.


Aquél lunes 13, ya no se reanudó la sesión, por falta de quórum, pues solo había diez diputados presentes, por lo que de inmediato decretó un receso para reanudar la sesión el miércoles 15 de noviembre a las 12:00 horas.


¿Qué sucedió, para que perdiera los estribos Ladino?


Llegado el plazo el miércoles 15, 48 minutos después de la hora convocada el presidente de la mesa directiva, Joel Padilla Peña, entregó un oficio dirigido al Director de Procesos Internos y Acuerdos Parlamentarios, donde le informaba que la sesión quedaba suspendida y le informaba que la nueva fecha sería el jueves 23, a las 12:00 horas.


Pero el hecho que desquició a Luis Ladino y a los demás integrantes de la bancada albiazul, no fue tanto que se postergara la sesión en este receso de más de diez días, pues ese tiempo lo trataron de aprovechar para su beneficio.


Desde el mismo lunes 13, apenas conocieron la intentona de Joel Padilla y Martha Meza, de integrarse en grupo parlamentario, de inmediato  abrieron tremendos ojos, pues de la nada parecía que estaban a un tris de recuperar la administración del Poder Legislativo, pues sacando cuentas alegres, contaban a los diputados del PT y del PVEM, con el PAN y la diputada de MC, y creían que estaban recuperando la mayoría de espacios de la Quincuagésimo Octava Legislatura.


Aquél lunes 13, Ladino Ochoa se acercó al presidente de la mesa directiva y sin más le dijo que los esperaba a él (Joel Padilla) y a la diputada Martha Meza, para dialogar en su oficina en el Congreso, lo cual ocurrió y donde se hizo el primer ofrecimiento.


El coordinador de la bancada azul, le señaló que de entrada los panistas sí los reconocían como fracción parlamentaria, e incluso Ladino hizo el intento de que Padilla Peña dialogara con su jefe político el senador Jorge Luis Preciado, al cual ya tenían en la línea telefónica vía celular, sin embargo dicen que Padilla Peña no se quiso comprometer más allá y no dialogó con el Senador Preciado.

Sin embargo para que Padilla viera la buena voluntad de los blanquiazules, la misma noche del lunes 13 los panistas emitieron un comunicado donde el diputado Ladino, le daba la bienvenida a este nuevo grupo parlamentario.


¿Qué sucedió desde la tarde-noche del lunes 13 al jueves 23 que se reanudó la sesión?, vaya usted a saber; se han manejado muchas versiones, desde que Joel Padilla sí se reunión con Jorge Luis Preciado, y que habían llegado a un acuerdo para que los panistas recuperaran el control nuevamente del Poder Legislativo, en fin muchas especulaciones.


Algo debió haber sucedido, o cuando menos los panistas entendieron que sí había la posibilidad de recuperar con los votos del PT y PVEM el control del Congreso y dicen que hasta comenzaron a asignar los cargos…


Me cuentan, yo no lo escuché, que en un caso, un ex funcionario del Congreso que salió despedido cuando la nueva mayoría decidió hacer modificaciones, llegó a su antigua oficina y que entre en broma y en serio les decía a sus antiguos compañeros “no que no íbamos a regresar…”, y que ya prácticamente se sentían despachando en las direcciones.

Lo que aconteció el jueves pasado…


Por fin el pasado jueves se reanudó la sesión ordinaria número seis que se encontraba suspendida desde el lunes 13 de noviembre, sin embargo éste terminó de manera accidentada, cuando coordinador de los diputados panistas Luis Humberto Ladino Ochoa, subió a tribuna y arrebató, en dos ocasiones el micrófono que se encuentra en el atril que utilizan los legisladores, a Nicolás Contreras Cortés a quien le habían otorgado el uso de la palabra, pues el panista exigía al presidente de la mesa directiva, el petista Joel Padilla Peña, decretara un nuevo receso.


Para esto hay que decir que al reanudarse la sesión, el presidente de la mesa directiva, Joel Padilla, da el uso de la voz al diputado Federico Rangel Lozano, coordinador del grupo parlamentario del PRI, para leer un acuerdo parlamentario emitido por la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios del Congreso del Estado, donde se acordó que sea la Dirección Jurídica y la Oficialía Mayor, quienes realicen un análisis exhaustivo de los documentos presentados por los diputados Joel Padilla Peña y Martha Meza Oregón, en los que solicitaron conformar el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo.


Cabe hacer notar que a pesar de que la lectura de este acuerdo se llevó 12 minutos, en ningún momento Luis Ladino, como coordinador de la bancada del PAN, ni ninguno de los restantes 9 integrantes, ni la diputada de Movimiento Ciudadano, Leticia Zepeda, nadie se levantó para impedir que el Secretario de la Comisión de Gobierno Interno leyera el documento.


El secretario de la Comisión de Gobierno Interno leyó el acuerdo parlamentario que esa instancia del Poder Legislativo tomó en la sesión que celebraron el sábado 18 de noviembre.


Ahí el priísta manifestó que en virtud de que la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Colima faculta a la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios a celebrar acuerdos en asuntos no contemplados en alguna disposición legal,  el sábado 18 se acordó realizar un exhaustivo análisis por parte del área jurídica y la Oficialía Mayor del Poder Legislativo.


Todavía Federico Rangel, expuso que tanto Joel Padilla como Martha Meza dijeron no tener objeción alguna con la realización de ese análisis exhaustivo, para que una vez que se tengan sus resultados se actúe en consecuencia para que, en caso de no existir impedimento legal, se integre el nuevo grupo parlamentario a los trabajos de la Comisión de Gobierno Interno.


El petista Joel Padilla, y el principal interesado en que su grupo parlamentario fuese reconocido como tal, no se opuso en nada, por lo que le concedió la voz en otro tema al diputado Nicolás Contreras Cortés, coordinador del grupo parlamentario “Nuestro Compromiso por Colima”, quien subió a tribuna y comenzaba a leer.


Fue hasta entonces cuando le cayó el “veinte” a Luis Ladino y desde su curul le decía que él no había sido invitado a la reunión que se decía en el acuerdo legislativo que ya se había leído.

El presidente de la Comisión de Gobierno Interno, Nicolás Contreras, suspende la lectura para dejar a Ladino que se manifestara, incluso se hizo a un lado de la tribuna, para que el panista subiera a utilizar el micrófono y quedara grabada su intervención.

La molestia del diputado panista era porque según el acuerdo parlamentario que se había leído en tribuna, se indicaba que el acuerdo se había dado en reunión de la Comisión de Gobierno Interno, celebrada el pasado sábado 18 de noviembre, y el panista afirmaba que a él nadie lo había invitado.

Ante eso exigía a Joel Padilla, presidente de la mesa directiva, que hiciera un receso para que se reuniera la Comisión de Gobierno y le mostraran la videograbación de esa reunión, para saber qué es lo que se había dicho y también que le mostraran copia mediante el cual lo había convocado a esa reunión, “pues yo represento a diez diputados y en ningún momento fui citado”.


Insistía en que se hiciera un receso para que  se pusiera la grabación del 18 de noviembre para verificar que efectivamente se llevó a cabo, “porque un servidor no fui convocado, por eso es la petición que hago de que se haga un receso y se solicité al personal de audio, porque todas las reuniones de la Comisión de Gobierno Interno, se tienen que grabar, entonces si se reunieron el 18 de noviembre y a la cual no fui convocado, ni por oficio ni por un medio de comunicación, le solicito, nomás para constar que sí se llevó a cabo esa reunión del 18 de noviembre, haga, presidente que pasen en estos momentos la reunión en audio de dicha sesión”.


El presidente de la mesa directiva le respondió que ese era un asunto de la Comisión de Gobierno Interno, por lo tanto no estaban en condiciones de atender su petición.


Y Ladino se regresaba a ocupar su espacio en el salón de plenos.

Al mismo tiempo Joel Padilla le vuelve a conceder el uso de la voz al coordinador de los diputados de “Nuestro Compromiso por Colima”, para que expusiera su tema en el apartado de Asuntos generales, Nicolás Contreras intentó nuevamente comenzar con la lectura de su tema.


Sin embargo la interrumpía porque nuevamente Ladino desde su curul seguía gritando, luego se levanta y se dirige con Joel Padilla, a quien le exige decrete un receso, “si ya suspendimos diez días o más, que no podamos decretar un receso de una hora o dos…”, le decía al presidente, quien le volvía a responder que “ya le dije que su asunto no puede ser atendido ahorita, que es competencia de la Comisión de Gobierno Interno”.


Como el diálogo se estaba dando en corto entre Luis Ladino y Joel Padilla, el diputado Nicolás Contreras quiso retomar la lectura de su documento, sin embargo eso enardeció aún más a Luis Ladino, quien se acercaba retador y Nico Contreras y le recriminaba que no lo dejaba convencer al presidente de la mesa directiva, “diputado me está interrumpiendo, no ve que estoy hablando con el presidente…”


Nico Contreras, sonriendo le decía a Ladino: “diputado, yo no lo estoy interrumpiendo, es usted quien sí me está interrumpiendo, porque el presidente de la mesa directiva ya me dio el uso de la palabra”.


Luis Ladino ya fuera de sí le arrebata el micrófono que estaba colocado en el atril, a fin de que Nicolás Contreras ya no intente seguir haciendo uso de la palabra, y se regresa a  seguir recriminándole a Padilla Peña, por qué no ha decretado un receso.


Ladino insistía: “si tuvimos dos semanas de receso, por qué no podemos hacer otro receso en este momento” y Joel Padilla le insistía en que“ya le dije que en este momento no es posible” y volvía a dar la palabra a Contreras Cortés, quien ya no podía hacer uso de la tribuna porque Ladino se había llevado el micrófono.


Ante eso el presidente de la mesa directiva le pasó su micrófono a Nico Contreras y cuando éste intentaba colocarlo, el personal de apoyo le colocó un nuevo micrófono en el atril, solo para que Luis Ladino, ya fuera de sí, lo arrancara de su base, y se quedara con un micrófono en cada mano.


Ante eso Nico Contreras todavía exclama: “así o más berrinches”, a lo que el panista con los dos micrófonos en ambas manos le respondía: “no es berrinche, solo que tengo derecho a que me presenten el audio”, rumiaba.


Para esto hay que decir que ya habían subido a la tribuna las diputadas Edith Velázquez y Gabriela Sevilla, aunque ninguna intervenía; Nico Contreras regresó su micrófono a Joel Padilla, quien al ver que no iban a recapacitar los panistas señaló que al no haber las condiciones para reanudar la sesión, se citaba para el próximo martes 28 a las 11:00 horas, para eso ya se había subido a la tribuna las diputadas Norma Padilla, Julia Jiménez y Adriana Lucía Mesina, para respaldar a su coordinador.


Joel Padilla pedía a los diputados ponerse de pie para clausurar la sesión, pero ni los secretarios de la propia mesa directiva le hicieron caso, nadie se puso de pie, pero Joel Padilla clausura la sesión a las 13:59 horas.


Los panistas, ya fuera de sesión “tomaron” la tribuna con fotos incluidas, al tiempo que hacían declaraciones tratando de justificarse, cuando pudieron haber parado la sesión antes de que se leyera el acuerdo parlamentario, pero éste les pasó de noche.


Así ocurrió la continuación de la sesión que estaba en receso… Esta historia continuará…


A marchas forzadas desde este martes…


Lo que resta de este mes de noviembre, --el jueves es día 30--, será de intenso trabajo en la Quincuagésimo Octava Legislatura, y como se les ha hecho costumbre, por una cosa o por otra, siempre esperan los últimos días para aprobar los dictámenes que contienen los resultados de las Cuentas Públicas del ejercicio fiscal anterior, así como el paquete fiscal del Gobierno del Estado y los Ayuntamientos.


Es decir, tienen hasta el 30 de noviembre a más tardar, para que aprueben lo que es la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado, así como los  dictámenes del Tabulador Oficial para el Pago del Impuesto a la Transmisión de la Propiedad de Vehículos Automotores Usados para 2018 y de reformas al Código Fiscal del Estado de Colima y a la Ley de Hacienda del Estado de Colima.


A ello hay que agregar que deben aprobar las diez leyes de ingresos de los municipios y por si fuera poco, también tienen como fecha fatal el 30 de noviembre para que aprueben las cuentas públicas de los 22 entes obligados a presentar dicha cuenta, ellos son los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial; los 9 organismos  operadores del servicio de agua potable; y, los diez ayuntamientos.

Le puedo anticipar que en la sesión de mañana martes, van a presentar al menos 23 dictámenes que serán la Ley de Ingresos del Estado y de las leyes de ingresos de los 10 municipios para el ejercicio fiscal del año 2018.


Asimismo presentarán los proyectos de dictámenes de las cuentas públicas correspondientes al año 2016 de los nueve organismos operadores del servicio de agua potable.

Finalmente presentarán los dictámenes del Tabulador Oficial para el Pago del Impuesto a la Transmisión de la Propiedad de Vehículos Automotores Usados para 2018 y de reformas al Código Fiscal del Estado de Colima y a la Ley de Hacienda del Estado de Colima.


Para cerrar…


El miércoles continuarán sesionando los diputados para aprobar las Cuentas Públicas de los diez Ayuntamientos, así como de los Poderes, Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

El jueves 30, que es el último día para hacerlo, aprobarán el Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado y también procederán a elegir a quienes fungirán como presidente y vicepresidente de la mesa directiva para el mes de diciembre…


 "Desde la Curul 26", ya les estaré comentando como se pondrán las cosas en el Congreso.