Sindicato del IMSS se manifiesta en contra de malos tratos a los empleados

 Redacción   13-11-2017     Salud
Un nutrido grupo de integrantes de la Sección XXV del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), encabezados por su líder Rafael Ruvalcaba Aceves se manifestaron esta mañana en el exterior del Hospital No. 1 de Zona en Villa de Álvarez, exigiendo trato digno para los empleados de este instituto de salud. Denuncian además diversas irregularidades por parte de los directivos del Hospital.

En el uso de la voz, durante la manifestación, Rafael Ruvalcaba aseveró que los trabajadores sindicalizados han recibido amenazas por parte de los administrativos, esto debido, entre otras cosas, a que no existe una cobertura de trabajadores necesarios para la demanda de los derechohabientes, por lo que los obligan a trabajar más allá de su horario establecido.

“Tenemos un año que se inauguró este hospital, tenemos un año haciendo una serie de denuncias a nivel central, un año de estar en contacto con la autoridad estatal y nacional del IMSS para que vengan y solucionen la problemática; es un año que seguimos con problemas”, externó.

Además, precisó es necesario decir ya basta a los malos directivos y ya basta de que nadie haga nada.
Denunció que no existe personal de camilleros para el turno nocturno para el servicio de quirófano, además de que al personal no se le dota de equipamiento necesario, ejemplo de ello, a los camilleros y personal de ambulancia se les debe otorgar la faja lumbar y desde hace un año no reciben este equipo necesario para llevar a cabo su trabajo.

“Lo que exigimos es un trato digno y respetuoso tal y como lo marcan los estatutos y el contrato colectivo de trabajo”, precisó.
Recordó también que desde la apertura del nuevo hospital se han venido denunciando fallas estructurales en la construcción del nosocomio pues en temporadas de lluvias se mete el agua tanto a quirófano como a los consultorios, lo que provoca diversos problemas de atención a los derechohabientes al tener que clausurar dichos lugares para secarlos y con ello disminuir los lugares para la atención de los pacientes.

Consideró también como algo muy grave en contra de los pacientes del IMSS, es que no existen tiempos quirúrgicos y muchas de las intervenciones se tienen que postergar hasta 8 meses lo cual es injusto para el derechohabiente y todo, refirió, por una mala práctica administrativa y no tener orden en el trabajo que realizan. Expuso que hacen falta entregar 120 plazas de diferentes
rubros.

Finalmente, ante las diversas irregularidades, dijo el líder sindical, continuarán llevando a cabo acciones tendientes a denunciar todo lo incorrecto y fallas que existen no solo en el servicio, sino en la atención y trato, reiteró, que se le da a los trabajadores.