Con calumnias buscan dejarnos indefensos para el 2018: PT

 Redacción   09-11-2017     Política
La dirigencia nacional del Partido del Trabajo (PT) rechazó y condenó enérgicamente las acusaciones del PRI sobre el presunto uso electoral de los recursos de los CENDI’s, asegurando que con calumnias y mentiras el gobierno federal busca dejar indefenso a este instituto político y debilitar la alianza PT-Morena- Andrés Manuel López Obrador para el proceso electoral 2018.

En conferencia de prensa, el Coordinador Nacional del Partido del Trabajo, Alberto Anaya Gutiérrez, aseveró que la queja y la denuncia interpuestas por el PRI ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos
Electorales (Fepade), respectivamente, sobre desvío de recursos y probables delitos electorales, no tienen fundamento, toda vez que el proceso electoral en el Distrito 01 de Aguascalientes al que se refiere, ya fue sancionado por las autoridades
correspondientes.

Por tanto, dijo, la acusación del PRI se cae sola, “está fundada en calumnias, mentiras y busca fabricarnos delitos, se quiere utilizar a la Procuraduría General de la República como instrumento de persecución, de chantaje y de represión sobre los partidos de la oposición y sus dirigentes”.

Anaya Gutiérrez condenó tajantemente el uso faccioso del Estado con el fin de favorecer al PRI-gobierno e insistió en que ninguno de los señalamientos hechos por el gobierno contra el PT tiene sustento, “el verdadero propósito es construir e inventar delitos y tienen como fin bloquear las cuentas del partido para que estemos en una situación de indefensión en esta etapa ya abierta del proceso electoral 2018”.

En este contexto de persecución política, el dirigente partidista anticipó otro golpe mediático, ahora con una investigación sobre los medios de impresión de PT con supuestos fines comerciales, sin embargo, aclaró, tampoco tiene fundamento puesto
que hay facturas y toda la documentación que ampara la adquisición de medios de impresión en las 32 entidades del país, misma que fue presentada ante el INE en tiempo y forma.

“No encuentran tipificar delito alguno contra la dirigencia de nuestro partido”, aludió, y en contraparte, dijo, no se ve la misma aplicación en el caso de Odebrecht, en el que incluso se han otorgado amparos a pesar de las evidencias, por eso es que, aseguró, la persecución contra el PT es una cortina de humo para desviar la atención.

Por su parte, el representante del PT ante el INE, Pedro Vázquez González, señaló que esta acción es una más de la serie de acusaciones y agresiones de carácter político en contra del PT, ahora ya no es lavado de dinero, delincuencia organizada, ni
financiamiento al terrorismo, sino probable comisión de delitos electorales.

Calificó como un “descaro” del PRI asegurar que buscan la legalidad, la transparencia, la rendición de cuentas, cuando la historia del PRI ha sido desviar recursos públicos para favorecer a su partido y sus candidatos mediante la compra y coacción del voto para corromper a funcionarios, como se ha evidenciado en los casos recientes de las elecciones en el Estado de México y Coahuila.

El dirigente del PT en el estado de México, Oscar González Yáñez, declaró que el gobierno y el PRI están preocupados porque saben que prácticamente en este momento es irreversible la posibilidad de que Andrés sea Presidente de la República y a eso
obedecen todos los ataques en contra del Partido del Trabajo. “Es una persecución política en contra de nuestro partido que ahora busca poner a la Fepade al servicio del PRI, primero le quitan a su titular, después bloquean la posibilidad de ratificarlo, después no nombran a ningún titular por parte de la Fepade, después buscan exonerar a Lozoya dándole amparos, buscan que el tema de Odebrecht ya deje de ser un tema que le dificulte al PRI, donde el PRI no tiene la menor calidad moral para pedir transparencia, dado que ha sido el partido menos transparente que hay en nuestro país, y ahora el gobierno usa a su propio partido para seguir con la embestida hacia el Partido del Trabajo”.

La Comisionada del PT en la Ciudad de México, Magdalena Núñez Monreal, reiteró que la querella no ha lugar porque carece de todos los elementos, vinculan esos 100 millones de pesos del manejo de los Cendis ahora con la elección extraordinaria del
Distrito I de Aguascalientes que se llevó a cabo en el 2015 cuando los recursos de esa campaña fueron auditados y ya es cosa juzgada.

En tanto, el diputado de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, Alberto Benavides Castañeda, dijo que la acusación que hace el PRI contra el Partido del Trabajo es una “tomada de pelo” porque los recursos que se utilizaron para la elección
extraordinaria del Distrito 01 de Aguascalientes fueron manejados por un auditor del Instituto Nacional Electoral (INE), debido a que el PT tenía intervenidas sus cuentas.

Explicó que cada trimestre los partidos políticos tienen la obligación de presentar un informe de sus cuentas ante el INE, así como el informe de cada ejercicio fiscal anual, todo ello ante la Unidad Técnica de Fiscalización. De igual manera se presenta un
informe ante la Comisión de Fiscalización del INE, además que de acuerdo al artículo 45 de los estatutos del PT prohíbe que algún miembro de la Comisión Coordinadora puede participar en la Comisión de Finanzas, ni tendrá firma en las cuentas bancarias del PT.

En tanto, Ricardo Cantú Garza, integrante de la dirigencia nacional, subrayó que al usar a la Seido se aplica un régimen de excepción, “el gobierno lo está usando porque está regresando al autoritarismo y a prácticas fascistas de crear el temor ante la oposición de poder, sin dar las garantías a las que tiene derecho todo ciudadano. Vamos a continuar adelante pase lo que pase, aunque el régimen siga actuando de esa manera tan fascista”, sentenció.