‘Para escribir, no se debe ser egoísta’, Christian Castañeda

 Redacción   29-10-2017     Campus

Durante la tercera emisión del Club de Lectura “Círculo blanco”, que coordina la Dirección General de Tecnologías de Información por medio de la red de bibliotecas de la Universidad de Colima, hace unos días el escritor Christian Castañeda realizó un recital en el cual presentó fragmentos de su obra.

Este evento se realizó en el Centro de Tecnología Educativa del campus El Naranjo, donde el autor manzanillense, acompañado por la música de Paco Sebares, leyó fragmentos de su poemario “La Dama Invisible”, en el que aborda temas como el amor, la mujer, el duelo y la vida en pareja, entre otros.

Christian Castañeda dijo, en entrevista, que presentarse dentro de la UdeC “es un placer, pues el objetivo es crear conciencia en los jóvenes y gusto por el arte, en particular por la escritura y la poesía. Los escritores debemos enfocarnos en crear y llegar a la gente”.

El joven escritor habló también de su última novela, que aborda las redes sociales y los amores virtuales que pasan de un estado irreal a algo físico; asimismo, dijo que en esa obra toca temas como los secuestros, situación que es importante no olvidar: “No podemos hacer nada por esas personas, pero sí se puede crear conciencia”, puntualizó.

Sobre su motivación para escribir, el autor respondió que él tiene una teoría: “Todos quieren ser escritores, pero hay quienes nacen para esto”. En este sentido, considera haber nacido para el oficio, ya que desde muy joven tenía la necesidad de trasmitir sus emociones por medio de las de las letras.

Sobre su experiencia como literato, mencionó que a temprana edad reflexionó que, “para escribir, no se debe ser egoísta y escribir de lo que uno mismo siente, sino escribir para la gente y explorar nuevas ámbitos”.

De igual forma, reflexionó sobre el desarrollo de la literatura en México, sobre lo cual aseguró que “se produce mucho arte desechable que sólo es útil para relajarse un poco, ya que carece de un sentido más amplio”; y en su opinión, “la lectura tiene que motivar y dejar algo”.

Como profesionista, el autor dijo que, a pesar de no ser originario de Manzanillo, se considera del municipio, pues éste le otorgó elementos importantes para su desarrollo como escritor.

Además, piensa que en Colima hay mucho talento; no obstante, “muchos jóvenes están desanimados al no ver una salida”, y resaltó que se tienen buscar oportunidades: “Tienes que buscar, salir, pero no olvidar tu tierra; regresa, y si tienes la oportunidad de invertir y hacer otra cosa por el bien común, hazlo”, recomendó por último a los jóvenes.