“Salimos al mundo con la armaduraque son nuestros conocimientos”: egresada

 Redacción   04-07-2015     Campus

Alumnos y alumnas de la Escuela Técnica de Enfermería y de los Bachilleratos 28 y 9 de Manzanillo, recibieron de la Universidad de Colima el certificado que avala la culminación exitosa de sus estudios de preparatoria.

En la ceremonia de entrega de certificados de la Escuela Técnica de Enfermería y del Bachillerato 28, realizada en el Centro de Tecnología Educativa del campus El Naranjo, en Manzanillo, Héctor Bibriesca Pérez, director del Bachillerato 28, habló en nombre de los docentes y administrativos de ambos planteles.

Él dijo que, a 75 años, “como parte de una sociedad que evoluciona, la Universidad de Colima es una institución pública de vanguardia que egresa individuos altamente competitivos, creativos e innovadores y con un gran sentido de responsabilidad social”, y destacó el interés de su plantel por incrementar su calidad al querer incorporarse al Sistema Nacional de Bachillerato.

En nombre de los egresados, la enfermera Diana Laura Yáñez Castillo recordó las experiencias y grandes momentos que compartieron en las aulas, y dijo que sus compañeros y la escuela fueron su segunda familia, pues pasaban más tiempo allí que en sus hogares. A los egresados le pidió “tener una razón con la cual levantarnos todos los días, levantarnos de cada tropiezo y vivir mejor”.

Agradeció a sus familias “por comprendernos, apoyarnos y demostrarnos que somos capaces de recompensar sus sacrificios y llegar a cada meta que nos tracemos”. También a los maestros les dio su agradecimiento, “por su preparación y profesionalismo”, y dijo que a partir de ese día van a salir al mundo, “pero no indefensos sino con la armadura de hierro que son nuestros conocimientos”.

Después, en ese mismo lugar, recibieron su certificado de estudios las alumnas y los alumnos del Bachillerato 9 en dos ceremonias distintas. Elvira Valencia Puga, la directora, dijo que ése era “un día de júbilo por la misión cumplida” y que despedían a los analistas químicos “con una mezcla de nostalgia y satisfacción”.

Les habló de un mundo duro que deberán enfrentar fuera de las aulas, en el que no hay valores y sí, en cambio, traiciones y crisis. Pero, dijo, “es en esos momentos cuando los universitarios sacamos la casta y hacemos la diferencia”. Agradeció a los padres por poner en sus manos a lo más valioso de ellos: sus hijos, y concluyó diciendo que este certificado “es su pasaporte al nivel superior. Espero que nunca dejen de escalar ni de soñar”.

Carolina Monserrat Solís Guzmán, al hablar en nombre de sus compañeros, dijo que “los conocimientos son herramientas para escalar nuevos peldaños”. Agradeció a la UCol, a los profesores “que han dejado huellas en nuestras vida, y sobre todos a sus padres, “que nos han acompañado en cada uno de nuestros pasos; somos sus sueños cumplidos”.

El joven Carlos Alfredo Gómez Quiles, también en nombre de sus compañeros del Bachillerato 9, agradeció a quienes contribuyeron a su formación y sembraron en ellos conocimientos y valores que les servirán siempre. A sus familias “por apoyarnos, por creer en nosotros y estar a nuestro lado; espero que se sientan orgullosos de lo que hemos logrado”. A los maestros les dio las gracias “por forzarnos a crecer, a madurar, por sacar lo mejor de nosotros; les debemos una formación de la que nos sentimos orgullosos”. A sus compañeros, por último, les pidió “encontrar su verdadera pasión”.

En nombre del rector José Eduardo Hernández Nava, Martha Alicia Magaña Echeverría, coordinadora general de Docencia de la Universidad de Colima, asistió a las dos ceremonias. Ella dijo que este certificado “avala sus estudios concluidos” y que actos como éste “abonan a la transparencia y rendición de cuentas”. Les pidió también que se sintieran “orgullosos de egresar de nuestros planteles; egresan de escuelas con excelente calidad educativa que pronto serán avaladas por Sistema Nacional de Bachillerato”.

Los reconoció por apoyar a la Universidad de Colima en el compromiso que tiene esta casa de estudios con la comunidad a través de su Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria (Cedefu), y por promover una cultura por la paz y la limpieza de playas. También destacó a la ganadora del primer concurso de ensayo científico organizado por la UCol, Areli Padilla, estudiante de este bachillerato.

Por último, dijo que es “un regocijo para la Universidad de Colima que egresen como bachilleres competentes; ésta es una etapa en su formación personal que los ayudará a vislumbrar nuevos retos, ya sea al incorporarse a la licenciatura o al mundo laboral. Les deseo éxito en sus proyectos de vida y los felicito por este acto inolvidable”.