Reconoce rector trabajo diario de secretarias

 Redacción   08-10-2017     Campus

“Es motivante iniciar las actividades con las y los forjadores de la buena imagen de la Universidad de Colima, quienes son la viva expresión del espíritu universitario, de los valores de la unidad, la lealtad y calidad en el servicio”, compartió el rector José Eduardo Hernández Nava por el Día de la Secretaria.

Eduardo Hernández dijo que cada uno, desde su espacio laboral, “debe desempeñar el cargo que le corresponde con entrega y pasión, sin el temor de ser rescindidos sin causa alguna o por simple ocurrencia y, sobre todo, con la confianza de que, si a la Universidad le va bien, a todos nos irá bien, porque esta es nuestra casa y la tenemos que defender”.

Pidió además que confíen en que, en la Ucol, no habrá despidos laborales como en otras instituciones públicas o gubernamentales, y aseguró que se dará un uso racional y austero del presupuesto universitario para mantener la estabilidad laboral y económica, garantizando así los salarios.

“A pesar de las condiciones económicas tan difíciles que vivimos, la Universidad ha otorgado en los últimos años uno de los incrementos salariales más altos en el país, y con el contrato colectivo de trabajo 2017-2018 así como con el reglamento interior de trabajo, se garantizan las mejores condiciones laborales”, aseguró el rector.

Además, reconoció el liderazgo del secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (Sutuc), Luis Enrique Zamorano, a quien ratificó el compromiso de estar atento a las peticiones del personal secretarial y los trabajadores universitarios.

Esto, “para contribuir, en la medida de lo posible, en la mejora de sueldos y prestaciones. Sin distinción, entregamos nuestra fe y esperanza a la unidad inquebrantable de los universitarios”, puntualizó.

Por su parte, Luis Enrique Zamorano reconoció al rector por atender las cláusulas del contrato colectivo de trabajo, “pues los trabajadores reciben siempre en tiempo y forma cada una de sus prestaciones; ello refleja su gran sensibilidad y compromiso con los trabajadores universitarios y muestra su permanente interés a los planteamientos que hacemos para tener mejores condiciones laborales”.

Habló además de algunos beneficios que ofrece el Sutuc a los trabajadores, como el Fondo de Ahorro y préstamo, el consultorio médico, la farmacia que ofrece financiamiento vía nómina y anunció que, de manera coordinada con el Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria (Cedefu), lanzarán el taller ‘La inteligencia emocional en mi vida diaria’, para atender el aspecto psicológico en las trabajadoras y trabajadores de la institución.

Exhortó a las homenajeadas “a seguir construyendo en unidad el futuro de la institución, sumando esfuerzos y propósitos para que, de la mano de nuestro rector, la Universidad se fortalezca cada vez más como nuestra gran Casa de Estudios y continúe como fuente de bienestar para todos nosotros y la sociedad”.

En nombre de sus compañeras de la Delegación Manzanillo, María Labrador Rosas aseguró que es un gusto que la institución que la recibió hace 27 años, siga brindándole la oportunidad de aplicar su experiencia y talento en beneficio de sus semejantes. “Reconozco y agradezco el liderazgo de nuestras autoridades, e invito a mis compañeras y compañeros a que vivamos el orgullo de pertenecer a una universidad que nos respalda y reconoce como personas valiosas”.

De la delegación Tecomán, Bertha Alonso Buenrostro agradeció a las autoridades universitarias por los apoyos y beneficios que les brindan. “La Universidad requiere de personal capacitado para el buen desarrollo de sus actividades y es por eso que queremos agradecer la oportunidad de desarrollo que se nos brinda a todos por igual”.

Más adelante, Yolanda Flores Fermín, de la delegación Colima, señaló que es un privilegio y un gusto trabajar en un espacio que ofrece estabilidad laboral y agradeció las oportunidades que ofrece la UdeC para su desarrollo. “Gracias, rector, por fomentar la capacitación y por el esfuerzo de que nuestras prestaciones permanezcan intactas, pero sobre todo por dirigir a la Universidad buscando siempre el diálogo y el consenso”.

En su turno y a nombre de sus compañeras de la delegación Coquimatlán, Norma de la Cruz Ballesteros aseguró que el trabajo que realizan las secretarias para alcanzar la excelencia académica, administrativa y financiera dentro de la institución, se hace con entrega y corazón.

Por último, en representación de la Delegación Villa de Álvarez, Sandra Tapia Barajas se dijo orgullosa de pertenecer a una institución de prestigio, que promueve los valores y que ayuda y apoya para que su personal se supere y a la vez involucre a su familia a través de los distintos programas y cursos que permiten un desarrollo integral.

Cabe destacar que, en cumplimiento al contrato colectivo de trabajo, el rector entregó 320 paquetes con dos uniformes para cada una de las secretarias, con una inversión cercana a los 850 mil pesos.