Presentan avances en restauración del monumento de Manuel Álvarez

 Redacción   05-09-2017     Cultura

La Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado presentó los avances de la restauración que bajo la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Colima, se realiza al monumento funerario del General Manuel Álvarez, primer gobernador de la entidad.

Esto forma parte de las actividades para conmemorar los 160 años de Colima como Estado libre y soberano.

Construido con un estilo neogótico por el alarife Lucio Uribe entre los años 1857 y el 1865, el mausoleo que se encuentra al interior del Templo de Nuestra Señora de la Salud, en el municipio de Colima, presenta un deterioro importante en los materiales de edificación.

La restauración que tendrá una inversión de alrededor de 180 mil pesos, consiste en la limpieza de superficies, consolidación de estratos de soporte, reposición de molduras, ornamentos y aplanados faltantes, recuperación de basamento, reposición de acabados, la reintegración de la cruz, instalación de placa informativa e iluminación escenográfica.

Al respecto, el Secretario de Cultura, Carlos Ramírez Vuelvas, comentó que esta iniciativa surge de la petición hecha por Manuel Godina, autor del libro ‘Colima, Estado Libre y Soberano. Marzo de 2017, a 160 años de su erección’, quien planteó la necesidad de hacer una rehabilitación de esta cripta, dado a su valor arquitectónico e histórico.

Aunque la estructura del sepulcro fue intervenido por el INAH Colima en el 2004 debido a los daños originados por el sismo del 2003, Cynthia Marcela Polanco Isais, maestra en arquitectura y supervisora de la sección de monumentos históricos del Centro INAH Colima, explicó que el pasado 10 de marzo se autorizó la rehabilitación del monumento funerario debido a los daños visibles exteriores.

Estos daños consistían en la disgregación del material de construcción que presentaba exfoliaciones ocasionadas por la humedad y la antigüedad.

Para este estudio, primero se limpian los restos, se separan los materiales, se extiende el individuo, se fotografía, se llena una cédula de antropología con todas las características encontradas y se hace la determinación con base a tablas, una vez hecho esto el sujeto es depositado en el monumento.