AC lamenta que productores tecomenses vendan sus hectáreas por la inseguridad

 Gilberto Ibáñez Anguiano   22-08-2017     Tecomán
Es triste enterarse a través de los medios de comunicación la penosa realidad del municipio tecomense en donde, derivado de la prevaleciente inseguridad, un porcentaje considerable de productores, han optado por vender más de 3 mil hectáreas de buenas tierras fértiles para el limón, el papayo, el maíz y otro tipo de frutales y hortalizas.

En esos términos se expresó José Alfredo Valencia Polanco, representante de la Asociación Civil Sumando por Colima, quien agregó que es lamentable la realidad actual de Tecomán pues destaca más por los homicidios dolosos que se registran que por la generación de empleos e indirectos.

Indicó que la suma de esfuerzos de los tres órdenes de gobierno, será fundamental para que regrese la paz y la tranquilidad al municipio tecomense y vuelva ser, ese motor coadyuvante en el buen desarrollo de la entidad colimense y que en lugar de ahuyentar, atraiga las inversiones de la iniciativa privada y, el sector agrícola campesino, resurja “desde las cenizas como el Ave Fénix”.

Hizo un llamado a los titulares de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), la Secretaría de Desarrollo Rural (SEDER) y la Confederación Nacional Campesina (CNC) en la entidad colimense, a que tienda su mano solidaria al sector agrícola campesino que está sufriendo los estragos de la prevaleciente inseguridad del municipio tecomense.

Del mismo modo, exhortó a Alejandro Cárdenas, aspirante a la dirigencia estatal de la CNC, a que considere en su proyecto, una estrategia adecuada para que el campo de Tecomán, vuelva a ser rentable, auto suficiente y sea un buen generador de empleos como lo fue por muchos años.

“Ya no debemos tener un Tecomán así, debe hacerse algo a la brevedad posible, es importante que se haga un frente común para beneficiar y no perjudicar a los productores tecomenses”, precisó.

Finalmente, Alfredo Valencia señaló que su declaración no es con dolo ni mucho menos, para fastidiar a las autoridades del ámbito municipal, estatal y federal pero sí consideró esencial evitar que sean vendidas más tierras a consecuencia de la inseguridad.