Tiroteo en hotel en Túnez deja 37 muertos

 Redacción   26-06-2015     Internacional

Entre 20 y 30 personas han muerto, entre ellos la mayoría serían extranjeros y uno de ellos es el presunto terroristas, y otras 6 han resultado heridas en el atentado contra el hotel Imperial Marhaba, de la cadena española Riu, y el vecino Muradi Palm Marinay, según ha asegurado el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. El ataque se ha producido al tiempo que atentados similares han sacudido Francia y Kuwait.

Según ha informado Fernández Díaz, dos hombres armados han penetrado en el recinto de ambos hoteles y han abierto fuego de forma indiscriminada contra las personas que se han encontrado, incluido en la piscina y la playa. Uno de ellos ha sido detenido, mientras que el segundo ha sido abatido.

Fernández Díaz ha comunicado que, por el momento, no hay españoles entre las víctimas mortales. Algo que la emisora Mosaique FM ya había anticipado, precisando que los turistas que han muerto serían de nacionalidad alemana y británica. Eso sí, según han informado fuentes oficiales, “aún no se ha establecido la identificación de las víctimas ni su nacionalidad”.

Fernandez Díaz ha comunicado que Interior ha elevado del nivel de alerta antiterrorista del 3 o “medio” al 4 o “alto” dentro de los cinco existentes tras la primera reunión de la comisión del Pacto de Estado contra el terrorismo yihadista, firmado con el PSOE y convocada de urgencia tras estos atentados que han causado en total al menos medio centenar de muertos.

Testigos que se encontraban en uno de los hoteles atacados explicaron a Efe que “dos o tres hombres entraron con fusiles en el hotel y abrieron fuego contra las personas que encontraban a su paso”.

“Nosotros logramos salir corriendo y nos escondimos en la habitación. Íbamos a bajar a la calle y oímos gritos y avisos por megafonía”, ha explicado a la agencia Efe por teléfono uno de los testigos, que ha pedido no ser identificado.

Fuentes del hotel han confirmado que entre las víctimas mortales hay turistas extranjeros, pero no han especificado la nacionalidad, y han remitido a las autoridades oficiales.

Tanto España como otros países europeos han puesto en marcha sus protocolos de seguimiento e identificación para conocer la situación, según han explicado a la agencia Efe fuentes diplomáticas europeas.

Este es el segundo de este tipo que sufre Túnez en los últimos tres meses, después de que el pasado 18 de marzo 22 turistas extranjeros murieran acribillados por varios yihadistas en el museo El Bardo de la capital.