Hasta Alemania, Rusia España y Dubái plantean llevar el limón colimense

 Luis Alberto de la Mora   16-08-2017     Agro

El presidente del Consejo Estatal de Productores de Limón (Coeplim), Óscar Armando Ávalos Verdugo, informó que se están tratando nuevos nichos de mercado para el limón mexicano.

“Tenemos algunos meses ya con algunas pláticas de acercamiento con personas de Dubái y de Alemania y recientemente una misión de españoles en donde hubo acercamiento estrecho con interés por el limón mexicano”.

Aunque los mercados del norte del continente como Estados Unidos y Canadá siguen siendo lo fuerte de ventas para el campo mexicano, se están buscando nuevos nichos de mercado, particularmente el cultivo del limón mexicano.

Aunque el mercado tradicional es directo a Estados Unidos y Canadá, el productor señaló que están a la expectativa de las nuevas políticas para venta en aquellos países “dicen habrán de implementarse nuevos aspectos, aunque a la fecha no se han dado y por lo menos en EEUU nos han permitido continuar con nuestras exportaciones habituales”.

Óscar Ávalos señaló que como colimenses y como productores de limón, están interesados en que su cultivo sea visto, requerido y consumido en el extranjero no tan sólo en la parte norte sino adicionalmente en parte de Europa y de Asia.

Reveló que hay acercamientos con clientes potenciales de San Petersburgo, en Rusia, “ahí también ocupamos acercarnos más para ir concretando algunas ventas que si bien en un principio son volúmenes pequeños alrededor de 350 toneladas por mes”.

“En los últimos meses hemos visto cómo los productos del campo colimense llámese coco, papaya, melón, sandía y limones han tenido un precio que permite a los agricultores continuar con la labor y hacerla potencialmente más atractiva”.

“Aunque Estados Unidos sigue siendo prioridad porque allá habitan muchos mexicanos que gustan del sabor en sus comidas y mesas de limón mexicano, seguimos buscando otro tipo de mercados”.

El precio de limón oscila entre los 8 y 8.50 el kilo, “es un atractivo porque nos permite continuar con nuestras labores culturales y laborales”.