Análisis Político

El robo de autos en Colima

 Redacción  Opinión

El robo de autos va en aumento en Colima, en todo el país y en el mundo, es un problema que afecta a la economía familiar, social y del estado, por eso es muy importante que los propietarios de vehículos particulares y de servicio público asuman una serie de medidas de prevención para evitar que fácilmente su unidad desaparezca en forma repentina.

Según los investigadores de las corporaciones policiales sobre los autos recuperados o asegurados que fueron reportados como robados en el estado de Colima en su mayoría carecían de seguro en las puertas, candados del volante y alarmas, lo que se les facilita a los hampones, según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en el año 2016 aumentó alarmantemente el robo de autos en un 21% a nivel nacional, lo que representa la cifra de crecimiento más alta en los últimos 12 años, incluyendo otro indicador que afecta a las aseguradoras, pues señalan que en los años del 2005 recuperaban más del 50% de los vehículos robados mientras que en los últimos años se ha reducido al 37.5% porque son siniestrados por las bandas criminales o vendidos en partes.

En Colima al parecer no existe todavía un análisis técnico sobre la problemática de robos de vehículos, en qué lugares los estacionaron, en que colonia o municipios, en ciertas áreas de Colima y de Villa de Álvarez ocurren más estos delitos ya que están más pobladas, igual ocurre en Manzanillo, pero no se ha realizado un estudio integral al respecto para preguntar a los propietarios que han recuperado sus unidades los motivos verdaderos, aunque la mayoría de los peritajes precisan que no tenían alarma o seguro, se sabe además que en determinadas colonias se especializan en robar las baterías de los autos sin que nadie se dé cuenta.

Por tal motivo sería conveniente realizar algún programa estatal contra el robo de vehículos ya que el estado es demasiado pequeño, y las salidas del estado son pocas para la colocación de los arcos que instala y que promueve el gobierno federal en donde al pasar un auto el chip del registro federal vehicular, identifica a los reportados como robados.

Un problema estatal que tiene años sin solución es que está muy burocratizado la entrega de las unidades una vez que las localizan, no les llaman inmediatamente, duran semanas y hasta meses, permitiendo el gran negocio a los corralones, por otra parte hay ocasiones de que localizan los mismos propietarios sus unidades robadas y no se les permite que las muevan hasta que hagan todo un proceso burocrático, de reportarlas, se las llevan al corralón, tienen que pagar grúa y pensión para luego dar vueltas y vueltas a la autoridad para que se las entreguen.

Sería conveniente en promover a bajo costo y por cuenta de los propietarios alarmas, candados o corta corrientes que valen menos de mil pesos, y que en gran parte impide que su auto sea parte de la estadística del incremento de los robos en el estado, y este tema viene porque precisamente a un amigo le robaron su camionetita Toyota, aunque viejita le daba uso, ocurrió en una colonia al norte de la ciudad de Colima, pero al preguntarle el motivo, dijo que se le olvidó cerrarla con seguro y que lamentablemente arrancaba sin llave, pero por negligencia y falta de tiempo no la arreglaba, y estoy seguro que ahora menos, pero dice que su consuelo es que alcanzó a bajar unas botas nuevas que había comprado.

abelglezs@gmail.com