Vamos en Colima por castigos más severos ante la trata de personas: gobernador

 Redacción   29-07-2017     Sociedad

El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, en el marco del Día Mundial contra la Trata de Personas, que se conmemora el 30 de julio, señaló que se buscará un mayor castigo para quien en Colima incurra en este delito.

“A veces creemos que esa expresión de barbarie, que suponemos propia de época oscuras de la historia, está erradicada de nuestra forma de vida. Sin embargo, después confirmamos que la aberración persiste y que constituye una realidad impactante, lacerante para centenares de personas”, mencionó.

En el puerto de Manzanillo, el mandatario estatal se pronunció por que el trabajo de organismos como la Comisión Unidos Contra la Trata, que preside Rosi Orozco, logre despertar más la sensibilidad de las instituciones y de la propia sociedad.

"Coincidimos, además, en la necesidad de impulsar cambios normativos que no solo sancionen a los promotores del ilícito, sino también a los clientes explotadores para romper la cadena de esa oferta y esa demanda”, indicó el gobernador.

En este sentido, el procurador general de Justicia del Estado, José Guadalupe Franco Escobar aseguró que la trata de personas es, entre todos los delitos que conoce la humanidad, uno de los más lacerantes porque lastima no solamente a la persona que sufre, sino el entorno familiar.

“En el Estado de Colima se hace un trabajo constante y permanente, que se puntualiza en lo que nosotros hemos denominado La Semana Estatal en Contra de la Trata de personas, que se realiza en el mes de septiembre”, señaló.

Por medio de estas acciones, indicó el Procurador, se ha logrado realizar un gran trabajo de prevención, en el que se suman los municipios, los empresarios y las instituciones académicas, por lo que Colima es un referente a nivel nacional en la prevención de trata de personas.

En su intervención, la presidenta de la Comisión Unidos Contra la Trata, Rosi Orozco impartió la conferencia magistral “Trata de personas”, en la que señaló que en general este delito tiene varios pasos, siendo el primero el enganche de la víctima y el segundo, el traslado de la víctima al lugar de explotación.

Además indicó que existen diversas formas de explotación como la esclavitud, prostitución, explotación laboral, servicios forzados, matrimonios forzados, tráfico de órganos y experimentación ilícita en seres humanos.

Respecto a los mecanismos de control de las víctimas, Rosi Orozco señaló que la amenaza por violencia, por encarcelamiento, represalias y retención de documentos, entre otros, son los más comunes.

En cuanto a las consecuencias de las víctimas, están las físicas, sociales y psicológicas. De las primeras se encuentran las lesiones, enfermedades de transmisión sexual, abortos, riesgo de muerte y embarazos no deseados.

En las consecuencias sociales están el riesgo de volver a ser víctimas de trata, rechazo, deserción escolar, desintegración familiar y estigmatización, señaló la activista durante su conferencia magistral.

“La trata de personas nos lastima a todos, crece alrededor de un Estado que permite este delito”, concluyó Rosi Orozco.