Acusan a la Ucol de negarse a dar certificado a acusado de explosión del Bachillerato #1

 Redacción   27-07-2017     Campus

La señora Noemí Marcial Curiel pidió al gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, interceder a favor de su hijo de 17 años, acusado de haber sido cómplice de la detonación de un artefacto explosivo en el Bachillerato #1 de la Universidad de Colima, el pasado 9 junio.

Y es que la Universidad de Colima no le ha liberado su certificado de Bachillerato, y el joven, con promedio de 8.1 de calificación, busca ingresar al Instituto Tecnológico de Colima, donde ya inició su proceso de admisión.

El mandatario por su parte le respondió que para poder acusar a alguien se requiere de la contundencia de la prueba. “Déjeme ver el caso con todo detalle para tener yo mi propio criterio y poder resolverlo con justicia”, indicó.

En entrevista con reportero, Marcial Curiel dijo que autoridades de la Universidad de Colima acusan a su hijo de haber puesto un artefacto que explotó en los baños, situación que aseguró no es cierto.

Señaló al abogado Elías Flores, del área jurídica de la institución, de haberles dicho “que ellos tenían que tener un culpable” de lo ocurrido y en ese sentido apuntaban a su hijo.

Agregó que acudió a la Comisión de Derechos Humanos del Estado en dos ocasiones, en la primera hubo disposición, pero en la segunda hubo negativa a ayudarlos.

También refirió que la amenazaron para que no acudiera con medios de comunicación o al gobernador, porque si no se complicaría el trámite para su hijo.

La madre ya interpuso un amparo ante un juez federal en contra de el rector y la Universidad de Colima para que le entreguen el certificado del Bachillerato de su hijo.