Alcalde de Cuauhtémoc justifica a Secretaría de Movilidad sustento legal para mototaxis

 Redacción   11-07-2017     Cuauhtémoc
El presidente municipal de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez, entregó a la secretaria de Movilidad del Gobierno del Estado, Gisela Méndez, un documento en el que expone detalladamente las facultades legales que llevaron al Ayuntamiento a autorizar el servicio de transporte comunitario.
El documento señala que se busca para garantizar el libre tránsito o movilidad de los habitantes del municipio, de bajos recursos económicos, y además beneficiar con ese servicio gratuito a los adultos mayores y con cuota mínima a los estudiantes.
En su justificación alude  a la precariedad  económica de la mayoría de las familias, lo que les dificulta pagar por concepto de taxi una cuota que en muchos casos representa  la mitad del ingreso diario familiar; y expone la particularidad  de que el municipio de Cuauhtémoc, no obstante que por su extensión cuenta con todas las características de una ciudad,  no se cuenta con el servicio de transporte urbano  en su modalidad de autobuses o rutas urbanas, como sí lo tienen otros siete municipios.
Dentro de las consideraciones que hacen del transporte  de rutas comunitarias la alternativa para generar movilidad y atender un transporte accesible para la población,  el documento  que  presentó ante la secretaria de Movilidad Sustentable del Estado de Colima el alcalde Rafael Mendoza, están las siguientes:
Que las rutas comunitarias solo cubren la  mancha urbana, a diferencia del taxi tradicional que cubre servicios fuera del municipio, motivo por el cual su impacto económico no es significativo para las taxis, y quienes optan por el servicio de rutas comunitarias representan un sector que antes se desplazaba a pie o con trasporte propio.
Que por sus características las calles del municipio  son más aptas o idóneas para las motos sin ocasionar congestionamientos  ni el exceso de velocidad; es decir, por sus propias condiciones, los conductores  se ven obligados a desplazarse a  baja velocidad; Cuauhtémoc no tiene  vías rápidas que pongan en riesgos extraordinarios a las rutas comunitarias.
Y que el gasto de combustible de las rutas comunitarias es significativamente menor y en consecuencia está alternativa  se vuelve un transporte más ecológico y económico; razones por las cuales se ha constatado que muchas familias optan por dejar el coche en la casa para hacer uso de una moto taxi.
Respecto a las atribuciones para establecer el transporte de rutas comunitarias, el alcalde  hace notar que el municipio de Cuauhtémoc “cuenta con facultades para autorizar la circulación y el servicio de transporte público individual a través de las rutas comunitarias (moto taxis) dentro del territorio que comprende la cabecera municipal, en ejercicio de su soberanía consagrada en el artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que  faculta al Municipio, en los términos de las leyes federales y estatales, para “intervenir en la formulación y aplicación de programas de transporte público de pasajeros cuando aquellos afecten su ámbito territorial…”
El alcalde Rafael Mendoza, en su  oficio  dirigido a la secretaria de  Movilidad, alude a las facultades  de la propia Ley de Movilidad Sustentable para el Estado de Colima, que entre sus fines  señala “la competencia del Estado y los Municipios en materia de movilidad de personas y bienes”; y   entre sus principios rectores, el de que  “La Administración Pública Estatal y las municipales al planear, diseñar, implementar, autorizar y ejecutar las políticas, programas y acciones públicas, que involucren la materia de  movilidad de personas y bienes, observará los siguientes principios rectores…”
También  el edil  alude al artículo 11 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, que señala que “toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes”. En este punto, el documento  alude a la obligación de la autoridad municipal de no impedir la libre circulación por el  territorio municipal, sino que también en su sentido positivo lo obliga a “realizar todas las acciones para que los ciudadanos puedan circular por el territorio municipal sin que sea limitante su condición económica…”.
El presidente municipal cita los principios rectores sobre los que se deben guiar  la administración estatal y las municipales en lo concerniente a la movilidad de personas y bienes, como:
El de que Todos los ciudadanos tienen derecho a la movilidad en igualdad de condiciones; equiparar las oportunidades de la población para alcanzar un efectivo ejercicio de su derecho a la movilidad, poniendo especial énfasis en grupos de desventaja física, social y económica, para reducir la exclusión; solucionar los desplazamientos de personas y sus bienes, con los mínimos efectos negativos sobre la calidad de vida y el medio ambiente, al incentivar el uso del transporte público y no motorizado, así como el impulso de tecnologías sustentables en los medios de transporte; entre otras.
Respecto al derecho humano  de movilidad sustentable y transversal, el documento, cita de la Ley de Movilidad que “La Administración Pública y las municipales proporcionarán los medios necesarios para que las personas puedan elegir libremente  la forma de trasladarse a fin de acceder a los bienes, servicios y oportunidades que ofrece el Estado y los municipios.”