Cáncer de próstata, en ascenso: Secretaría de Salud

 Redacción   11-06-2017     Salud

El cáncer de próstata, el tumor maligno más común en los varones, se encuentra entre los primeros cinco cánceres más frecuentes que son diagnosticados y atendidos en el Instituto Estatal de Cancerología de la Secretaría de Salud y Bienestar Social, después del cáncer de mama, cáncer cérvico-uterino, de piel, de cabeza y cuello.

Hasta el 2016, el cáncer de próstata representaba el 5% del total de cánceres atendidos en el IEC y del 2010 al 2015, fue en ascenso, informa la Secretaría de Salud al mencionar que se atendieron 15 casos en 2010; 22 en 2011; 28 en 2012; 35 en 2013; 46 en 2014 y 52 en 2015, disminuyendo a 34 el año pasado.

En el marco del Día Mundial de Cáncer de Próstata, el Servicio de Urología del IEC señala que ha aumentado el diagnóstico y que los pacientes que llegan con este tumor en etapa temprana, de tal manera que actualmente entre 60% y 70% de pacientes con cáncer de próstata llegan en etapa tardía, por lo que se puede dar sólo un tratamiento de control.

Como sucede con el cáncer en general, el de próstata es asintomático y sólo presenta signos cuando su tamaño rebasa el normal y tiene algún grado de invasión, aun cuando hay señales urinarias como débil orina, orina constante por la noche, dificultad para hacerlo o que no se pueda orinar, mismas que indican el crecimiento de la próstata y la posibilidad de que se convierta en cáncer.

Por eso, es recomendable hacerse la detección, mediante el estudio con antígeno prostático y el tacto rectal, en los hombres con más de 40 años que hayan tenido antecedentes familiares directos con este tumor y a partir de los 45 ó 50 años si no los tiene.

Al referir que el principal factor de riesgo del cáncer prostático es el hereditario o antecedente familiar, el área del IEC resalta que es importante detectarlo de manera temprana porque así el paciente tiene la posibilidad de recibir un tratamiento curativo, ya sea con cirugía o radioterapia.

Una cirugía por cáncer de próstata cuesta entre 60 y 80 mil pesos; mientras que para el medicamento hay que gastar entre 8 y 10 mil pesos por cada uno durante tres meses, gastos que sin embargo no realizan los pacientes con Seguro Popular en el IEC por el apoyo que reciben a través del fondo para gastos catastróficos.