Abuso en uso de agroquímicos causa disminución en producción de miel en Colima

 Luis Alberto de la Mora   15-05-2017     Agro

Productores de miel en el Estado enfrentan por un lado el problema el abuso de agroquímicos en campos agrícolas y por otro lado la apatía de dependencias como la Sagarpa y la Secretaría de Desarrollo Urbano (Seder) por atender este problema.

Así lo señaló Ulises Meneses González, apicultor del municipio de Armería y miembro de la Asociación Estatal de Apicultores del Estado.

Dijo que el problema es que cuesta cada vez reproducirla porque se está haciendo un uso indiscriminado de agroquímicos y pesticidas que están envenenando a los insectos antófilos “por lo que le hago un exhorto a todos los diputados a legislar alguna ley que ‘conscientice’ a los agricultores en cuidar y disminuir el uso excesivo de agroquímicos”.

Explicó que si lo ven desde el lado político, les sirve a los diputados locales porque Colima es un Estado pequeño en el cual se puede tomar como modelo a nivel nacional, ya que hay otros países como Chile y España que ya han para disminuir estos agroquímicos y pesticidas.

“Sin embargo, en nuestro Estado no se ha hecho nada y como productores cada vez nos cuesta más trabajo reproducir las abejas. Estamos cada vez más perdiendo el número de colmenas que tenemos”.

“Por ejemplo, mi padre acaba de prestar el servicio de polinización a unos cultivos de pepino y de 50 colmenas que llevó recogió 32 acabadas y eso es porque se envenenan las abejas con el uso de pesticidas”.

“El agricultor no tiene en realidad conciencia de cuidad incluso las horas de aplicar los agroquímicos se debe de hacer una vinculación con el apicultor y deben de tomarnos en cuenta ya que sin el servicio de polinización la calidad de su fruto desmerece”, advirtió.

Ulises Meneses señaló que la producción de miel ha sido muy baja, “me tocó ver una nota que sacaba la Sagarpa (Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación) que decía que habían salido 400 toneladas en el Estado, pero en realidad siento que no llegamos ni a las 50”.

“Nuestro ecosistema estatal no ha estado muy cambiante en cuestión climatológica no es la misma floración como se venía dando hace algunos años, cada vez es menos la cantidad de miel que se logra obtener y por otro lado vemos que se está comercializando mucho jarabe que se vende como miel”.

“La gente desconoce cuál es una verdadera miel ya hemos pedido el apoyo de la Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor) y la SSA (Secretaría de Salud) para que inspeccione este tipo de productos, lo hacen una sola vez y ya no siguen inspeccionando”, reconoció.

Dijo que el litro de miel de costa debería de ser de 150 pesos y miel amarilla debe de andar en 170 pesos, pero en realidad los precios andan muy bajos, aclaró.